“Indianápolis es una carrera diferente al resto de las del Campeonato y una de las más especiales del calendario por el ambiente que se vive en ella. Es un trazado mítico y creo que a todos nos hace mucha ilusión correr en él. Está muy bacheado, por lo que será muy importante que consigamos la mejor puesta a punto posible de la moto lo más pronto que podamos y logremos que mi Aprilia tenga una buena aceleración. Llego con mucha moral y una motivación enorme para continuar en la línea de los dos últimos GGPP, que me han servido para remontar varios puestos en la general y para pensar que tengo opciones de terminar el Campeonato en el top cinco y que puedo estar con los pilotos que se jugarán el título.”