Los responsables de Ducati han comunicado a lo largo de hoy que no habrá equipo oficial de la marca italiana para el año que viene, como parte de su estrategia comercial de lanzar nuevos modelos al mercado.

Del mismo modo afirman que continuaran suministrando motos y soporte a los equipos satélites que utilicen su marca.

Paolo Flamini, responsable de Infront Motosports, organizadora del campeonato, ha contestado que se muestran contrariados por la decisión, la cual “respetan, pero no comparten” sobre todo tras “haber sido preguntados varias veces por parte de responsables de Ducati sobre un cambio de reglamentación“.

Si el año pasado no hubiera habido la exhibición de Ben Spies, Ducati hubiera dominado el campeonato“, dijo el responsable del mundial de SBK, “pero hay mas marcas compitiendo y debemos regular para todas.”

Ducati ha participado en el mundial de Superbikes desde su primera edición en 1988, habiendo ganado 13 títulos mundiales de pilotos y 19 de marcas.