“Esta victoria es increíble, el equipo está haciendo un grandísimo trabajo. Quería ir remontando, pero la moto me ha dado un par de latigazos, aun así no quería dejar escapar a Marquez. Mi objetivo era mantenerme lo más cerca de él, y esperar a que cometiera algún error. Estoy muy contento de cómo he mantenido mi ventaja, porque el ritmo de carrera ha sido muy alto y era fácil cometer un error. Después de dos ceros, estas dos victorias me llenan de moral, estoy muy satisfecho. Quiero felicitar al equipo y sobre todo a Jorge, porque es su cumpleaños, creo que éste es el mejor regalo que podía hacerle. El Mundial vuelve a estar al rojo vivo ya que Marc, Pol y yo estamos separados sólo por cinco puntos”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias