“En Indianápolis hicimos algunos progresos con nuestra puesta a punto, pero las condiciones me hicieron darme cuenta de que todavía no estoy al 100%. Es duro ir directamente a Misano y espero que el tiempo sea más frío que el domingo. Es mi carrera de casa, cerca de donde vivo, por lo que siempre es muy especial, delante de todos los aficionados. He ganado las dos últimas ediciones, pero este año las circunstancias son algo diferentes. Aún así, intentaremos hacer nuestro trabajo lo mejor posible y dar también un gran espectáculo a los aficionados”

Suscríbete a nuestro boletín de noticias