“El podio conseguido en San Marino fue algo extraordinario y confirmó que vamos por buen camino. Pero de poco nos va a servir si nos relajamos o pensamos que las cosas van a ser más fáciles por haberlo hecho muy bien en las últimas carreras. Llegamos a Aragón con mucha confianza en nuestras posibilidades porque estamos demostrando que el gran inicio de temporada que tuvimos no fue fruto de la casualidad.

En principio no es un circuito demasiado propicio para nosotros. Tiene dos partes bastante diferenciadas; en la primera de ellas quizás si puedo sacar partida de mis características porque es una zona técnica en la que el piloto tiene bastante que decir. Sin embargo luego tiene otros sectores en los la aceleración de la moto es fundamental. De todas formas, con esfuerzo y trabajo podremos estar arriba”.