Foto:Yamaha MotoGp

Entretenidísimo día de carreras ayer domingo en Jerez. El asfalto mojado permitió carreras abiertas, emocionantes, con una carga de incertidumbre que nos hicieron mantener la atención hasta el final.

Nico Terol es un reloj. Preciso y sin perder la calma ha ganado las dos carreras disputadas, sin perder la calma en ningún momento ante la amenaza de Héctor Faubel, cuya caída no hizo justicia a su valentía durante la carrera. Nota altísima para Maverick Viñales y Miguel Angel Oliveira, muy valientes y con un desparpajo que les hará despuntar a medio plazo.

Andrea Ianonne pasó como un rayo por Jerez, a pesar de salir retrasado, supo remontar y ganar por superioridad. Esas fueron sus armas la temporada pasada en las carreras que ganó, aunque también cometió errores. Hay un grupo que puede ser fijo en cabeza durante este año, Luthi, Takahashi, Corsi, Cluzel y, por supuesto, Stefan Bradl, estuvieron en las primeras plazas ayer y en Catar. Hace falta que Julián Simón se incorpore a ese grupo, y que Marc Márquez empiece a terminar carreras y sumar puntos, porque tiene calidad y una moto competitiva.

Jorge Lorenzo pilotó de forma muy inteligente, supo esperar, administrar sus recursos y aprovecharse de los errores ajenos para conseguir una victoria que le coloca líder del campeonato. Sensacional también Dani Pedrosa, lesionado y a punto de operarse consiguió una segunda plaza que, en condiciones normales, hubiera sido una victoria. Poco que decir sobre la caída de Rossi y Stoner, un error de pilotaje elevado a polémica porque los protagonistas eran ellos, pero mucho más disculpable que el error de Cluzel en moto 2. En este sentido estoy de acuerdo con Noyes, los comisarios ayudaron primero a quien vieron debajo de dos motos.

[anuncios]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias