Foto: Repsol Media

Dani Pedrosa:“Esta ha sido la primera semana después de mucho tiempo en la que me he sentido tranquilo y con confianza después de la carrera que hicimos en Portugal. Ha sido una gran liberación para mí sentirme bien sobre la moto después de la operación y me hace ver las cosas de manera diferente. Después de la carrera y de los entrenamientos del lunes, estaba muy cansado y dolorido. Me pasé tres días descansando para relajar la musculatura y después he seguido con fisioterapia, trabajando de forma suave con mi preparador físico. Ahora tengo ganas de volver a subirme a la moto. Le Mans será, como siempre, un fin de semana complicado y de mucho trabajo. Lo hemos hecho bastante bien en este circuito en general, me siento cómodo allí, pero todavía no he ganado nunca en MotoGP y me gustaría hacerlo. Es similar a Estoril, un circuito de “stop and go” en el que Yamaha ha ido también muy fuerte en los últimos años.Tenemos que aprovechar al máximo los entrenamientos para tener una moto estable en los cambios de dirección, una buena tracción y aceleración, y estar preparados para cualquier condición de la pista a causa de la meteorología. En este circuito también se necesita estar muy concentrado, porque la carrera es larga y es importante mantener un ritmo consistente y no cometer ningún error”

Suscríbete a nuestro boletín de noticias