John Hopkins Foto:Suzuki Racing

Dos semanas después de Oulton Park, el British Superbikes regresa con la tercera ronda, que tendrá lugar en el circuito de Croft.

Las carreras de Oulton Park fueron emocionantes e intensas, pero no contaron con Tommy Hill, que cayó en el warm-up lesionándose el hombro. El piloto de Swan Yamaha regresa este fin de semana, pero aun no está recuperado al 100%.

El líder del campeonato es Shakey Byrne, que ganó la primera carrera en Brands Hatch. Tanto él como su compañero Ryuichi Kiyonari han insistido a lo largo de la semana en que la puesta a punto será fundamental, al ser un circuito muy bacheado, pero que la fireblade de esta temporada supera a la de la temporada pasada, y ambos son favoritos a la victoria.

La sensación de la temporada es John Hopkins. El piloto estadounidense ha entrado en el BSB por la puerta grande y solo ha necesitado cuatro carreras para obtener su primer triunfo, la primera carrera que gana en once años tras su paso por MotoGp, el mundial de Superbikes y su intento de regreso al campeonato AMA.

El compañero de Hill, Michael Laverty, no acaba de culminar sus inicios de carrera con buenos resultados, si no comente errores como en las dos primeras rondas, es un serio candidato a estar en los primeros puestos, al igual que Stuart Easton, que se está mostrando muy regular con su Kawasaki en este inicio de la temporada británica, lo que le ha aupado hasta el segundo puesto de la clasificación general.

Quien tratará de variar el rumbo de la temporada es Josh Brookes, el flamante fichaje del equipo Relentless Suzuki no ha tenido un buen inicio de temporada, por lo que Croft debe ser el punto de inflexión para el australiano.

Las carreras se disputarán el domingo, después de que las dos primeras rondas fuesen en lunes festivos en el Reino Unido.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias