Comunicado y Foto:Team Gigaset LaGlisse

Con unas temperaturas extremas de casi cuarenta grados y con la pista derritiéndose a más de 50º, el equipo ha llevado a cabo una productiva sesión de la que se han sacado importantes conclusiones muy válidas para la siguiente cita del nacional.

Sobre la pista la escudería madrileña ha vuelto a mostrar su potencial con el tándem Morales y Torres, los más veloces durante la sesión.

La vuelta rápida de la jornada la ha protagonizado un inspirado Jordi Torres (1.32.5), muy motivado después de su última victoria en el pasado CEV de Montmeló, la segunda de la temporada, y el anuncio de su fichaje por una carrera más en el Mundial de Moto2 el próximo fin de semana en Mugello. Carmelo Morales ha concluido a tan sólo una décima del líder de la clasificación provisional, tras sufrir una caída sin consecuencias debido a la falta de grip de la pista por las altas temperaturas.

Hugo Martínez Moreira también ha caído mientras buscaba mejorar sus tiempos, aunque en el caso del gallego la moto ha quedado muy dañada y los entrenamientos han concluido antes para él. Jaime Ferrer, en ascendente progresión cada vez que se sube a la Suter, ha vuelto a demostrar su potencial recortando sus distancias con respecto a sus compañeros Torres y Morales.

Con este duro entrenamiento vivido ayer, un calco de lo que posiblemente será el fin de semana de carreras, la escudería madrileña vuelve a casa a la espera del cuarto asalto del año, donde se espera repetir la victoria y segunda posición de pódium conseguidas de forma consecutiva a lo largo del 2011.

[publicidad]

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias