Foto:Blusens STX
Tito Rabat
El circuito de Mugello alberga este fin de semana una nueva edición del Gran Premio de Italia. Solo una semana después de la disputa del Gran Premio de Holanda en Assen, los pilotos se enfundarán el mono desde mañana viernes, cuando den comienzo las sesiones libres.

Tras dos carreras pasadas por agua, casi todos los pilotos están deseando tener un fin de semana tranquilo y poder rodar en seco, aunque eso nadie lo sabe.

Vuelve Nico Terol en tiempo record, el pasado domingo era operado en su dedo meñique tras caerse en los entrenamientos del sábado.

Maverick Viñales supo aprovechar la baja del valenciano, pero no el resto de rivales, que no quedaron en las primeras posiciones. Ahora Folger está a veintiocho puntos en la general, pero un nuevo error de Terol puede devolver a varios pilotos a la lucha por el título. En cualquier caso, habrá que ver en que condiciones está el líder.

Marc Márquez dio un salto de gigante en la clasificación general ganando en Assen, se colocó segundo y vimos también que, en ocasiones, Stefan Bradl puede ser vulnerable. En cualquier caso la ventaja del alemán es amplia. Márquez ya ganó en Mugello la temporada pasada y, cuando pilota fino, puede ser imbatible.

El equipo de Aspar llega irreconocible a Italia. Tras probar con Elena Rossell y dar la baja a Xavi Forés, Jordi Torres y David Salom serán los pilotos de la escudería del alcireño, una alineación con mucho talento y mucho futuro.

Otro equipo que cambia de piloto es el de Alex Debón, que ha decidido no continuar con Kev Coghlan como titular. Para esta carrera será el local Tomasso Lorenzeti quien pilote la FTR.

Marco Simoncelli corre en casa, donde estará arropado por sus aficionados. Si atendemos al desarrollo de las últimas carreras, será uno de los dominadores de los entrenamientos de MotoGp, pero es muy posible que líe alguna en carrera. Precisamente en Mugello cometió una de sus peores acciones, tirando a Héctor Barberá en la carrera de 250cc en 2008.

Dani Pedrosa vuelve a la pista. Es una incógnita su estado físico, pero es motivo de celebración verle de nuevo en un circuito. Su compañero Stoner sigue siendo el principal favorito, pero el comportamiento de las Yamaha en Assen abren una puerta al espectáculo.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias