Comunicado Racing- Tolua.- El proyecto deportivo que desde 2007 comparten Herri Torrontegui y Efrén Vázquez concluirá al término de la presente campaña. La colaboración entre Herri y Efrén ha servido para que el motociclismo vasco reverdeciera viejos laureles, recuperando su sitio en la élite internacional. A lo largo de estos cinco años de duro trabajo en común los éxitos se han ido sucediendo hasta convertir al piloto de Rekalde en una de las referencias del Mundial de MotoGP, en la categoría de 125cc. Una vez cumplidos todos los objetivos marcados al inicio de esta aventura, sus dos principales protagonistas han decidido poner fin a una fructífera etapa profesional y emprender caminos diferentes. Hasta que eso suceda tienen todavía por delante cinco carreras para intentar elevar aún más el listón.

Las razones que han conducido a Torrontegui y Vázquez a dar por concluida esta intensa etapa son de índole estrictamente deportiva y profesional. “Cuando comenzamos, el gran reto era alcanzar el Mundial, algo que por entonces casi se podía considerar como un sueño. Lo logramos mucho antes de lo previsto y, en todo momento, hemos seguido creciendo. Nuestro trabajo en común ha servido para que Efrén se haya ganado, por derecho propio, un hueco entre los mejores pilotos. Llegados a este punto, considero que está capacitado para volar sólo y para llevar las riendas de su propia carrera”, resume Herri. El ex piloto reconoce también que el mundo de las carreras “exige una dedicación total que yo ya no puedo ofrecer. En la actual coyuntura económica estoy obligado a centrarme en mi empresa de distribución de lubricantes”.

Efrén es consciente de que la figura de su mentor ha resultado clave para su progresión en estos últimos años. Un apoyo “incalculable” que agradece sinceramente y que le permite afrontar con garantías el futuro. “Herri ha sido la persona que me ha ayudado a relanzar mi carrera deportiva. Me ha transmitido innumerables conocimientos y esas experiencias me deben servir para seguir creciendo. Él siempre estará detrás de todo lo que pueda conseguir en el futuro”, admite el piloto vizcaíno. Consciente de que la temporada aún no ha terminado, Vázquez asegura que luchará hasta la extenuación por poder brindar un nuevo triunfo a las personas que han colaborado con él en estos últimos años: “como dejamos claro en Misano, aún no hemos dicho nuestra última palabra y nos gustaría finalizar esta enriquecedora andadura en lo más alto”.

Herri comparte con su pupilo la idea de que todavía queda trabajo por delante: “las próximas semanas serán claves para definir el futuro inmediato de todos los pilotos. Por eso mis últimas tareas irán encaminadas a ayudar a Efrén a encontrar la mejor opción deportiva posible y a tratar de culminar con éxito las gestiones relativas a los patrocinios para el año que viene”. Una labor que irá muy ligada al rendimiento de su pupilo en la recta final del Mundial de MotoGP. “Cuanto más arriba terminemos el campeonato, más opciones habrá”, advierte Herri.

Respecto al respaldo obtenido por su proyecto, Torrontegui revela que “ha superado todas nuestras previsiones. Debemos agradecer infinitamente la implicación de las instituciones y empresas que nos han acompañado en este viaje. Sin su apoyo hubiera sido imposible llegar tan arriba”. Herri también hace extensivo su agradecimiento a una afición que “nos ha respaldado en los buenos y en los malos momentos, y cuyo aliento y reconocimiento nos ha puesto la piel de gallina en muchas ocasiones”. A todos ellos lanza el mismo mensaje: “Efrén es ahora la referencia más nítida de nuestro motociclismo y es a él a quien se debe respaldar y exigir”.

Cuestionado sobre si se trata de un adiós definitivo al mundo de la competición deja abierta cualquier posibilidad. “Tras casi una década alejado de los circuitos parecía difícil volver a este mundo y, sin embargo, la vida me dio la oportunidad de volver a disfrutar de las carreras. Ahora me toca abrir una nueva etapa profesional, sabiendo que uno nunca se retira para siempre de este mundillo. No sé cuándo ni cómo pero tengo la sensación de que en el futuro tendré la oportunidad de volver a trabajar en pro del motociclismo vasco. En todo caso, si no es así, por lo menos me quedará la satisfacción de los logros conquistados en estas últimas temporadas”.

En todo caso, manager y pupilo coinciden en que ahora sus esfuerzos deben de centrarse de forma prioritaria en la competición, tratando de apurar al máximo sus opciones en la parte final del Mundial de MotoGP (125cc). Sin ir más lejos, Efrén y Herri se encuentran ya en Alcañiz (Teruel) para afrontar el GP Aragón, duodécima prueba del campeonato. “Estamos remontando otra vez el vuelo y el podio conquistado en Misano no hace sino confirmar nuestro buen camino. Este fin de semana en Alcañiz tenemos una nueva oportunidad de afianzar esa recuperación. Algo que sólo podremos conseguir si nos dejamos la piel en el intento desde el primer entrenamiento hasta la última vuelta de la carrera”, reconoce Vázquez.

El piloto del equipo Ajo Motorsport considera que las últimas variantes introducidas en la puesta a punto de su Derbi juegan a su favor. No obstante, Efrén sabe que “a este nivel cada día debes empezar casi de cero porque todo el mundo aprieta mucho. Si te relajas lo más mínimo pensando que ya has alcanzado alguna meta o que tienes algo ganado, enseguida te quitan los adhesivos. Pero no cabe duda de que el trabajo realizado hasta ahora supone una base firme para seguir peleando por el podio”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias