Suzuki Racing
La mala suerte ha vuelto a cebarse con John Hopkins. El piloto norteamericano se ha visto forzado a retirarse del Gran Premio de Malasia al resentirse de la lesión en la mano que se produjo en los entrenamientos oficiales del Gran Premio de la República Checa, donde también participaba como piloto invitado.

Hopkins no quiere arriesgarse a que la lesión empeore y será tratado en Estados Unidos para comenzar la temporada 2012 de la mejor manera posible.

John Hopkins: “Mi mano estaba dolorida desde ayer por la tarde, lo notaba cuando pilotaba. Sin duda es mucho más doloroso conducir una moto de MotoGP de lo que supuso hacerlo con mi moto en el campeonato británico de Superbike, principalmente debido a la gran fuerza que se hace en las frenadas con la GSV-R. Me he despertado antes de las seis de la mañana, ya con un poco de dolor, he intentado aliviarlo doblando el dedo, pero no ha habido manera. Los tornillos y las placas en el dedo se han separado y simplemente no hay movimiento en la articulación, así que no puedo doblar el dedo. ¡Si me hago más daño y empeoro la lesión, eso podría conducir a una amputación y desde luego no quiero eso! Mi médico está totalmente seguro de que lo puede arreglar, pero yo no he podido descansar y darle el tiempo necesario para sanar en las últimas seis semanas. Pensé que estaría bien correr este fin de semana y tenía todas las esperanzas de que funcionara, pero no me esperaba que la gran fuerza que se precisa para manejar una MotoGP pudiera causarme estos problemas. Lo siento por el equipo y por Rizla Suzuki, ya que me han dado una gran oportunidad de nuevo y no he podido seguir más allá del viernes… me siento muy decepcionado. Es una lástima, y yo no podría estar más molesto, pero la prioridad ahora es solucionar este problema y prepararme para la temporada 2012″.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias