Crónica de la carrera 1 de Superbikes en Silverstone

Kawasaki Press
Loris Baz puso la cordura entre la locura que ha sido la primera carrera de Superbikes en Silverstone.

Una carrera accidentada, loca, imprevisible y decidida en la última vuelta y en la que el francés de Kawasaki ha conseguido su primera victoria en el mundial desde que entró en el equipo sustituyendo al lesionado Joan Lascorz.

La carrera fue detenida por la caída de Davo Johnson y Norino Brignola en la primera vuelta. Durante la espera de la nueva salida, comenzó a llover y, aunque paró posteriormente, la carrera fue declarada en mojado.

Prácticamente todos los pilotos salieron con neumáticos secos. Las primeras vueltas fueron un intercambio continuo de posiciones en cabeza, hasta que Carlos Checa fue ascendiendo hasta situarse en primera posición.

El catalán fue ganando ventaja rápidamente, logrando más de dos segundos en menos de tres vueltas.

Checa conservaba su cómoda ventaja mientras los pilotos británicos Sykes, Camier y Haslam luchaban por el pódium con el francés Baz aguantando su ritmo.

Pero a Checa comenzaron a fallarle los neumáticos y el grupo perseguidor neutralizó rápidamente la ventaja hasta ser superado por ellos.

Y llegó la lluvia, y con ella la locura. Haslam, Baz, Badovini, Fabrizio, Rea, Checa… el grupo de cabeza era grande y todos querían ganar, pero las condiciones no estaban para arriesgar demasiado.

Camier cayó, como lo hizo Max Biaggi en la última vuelta. Entre toda la maraña de pilotos apareció Loris Baz para hacerse con su primera victoria en el Mundial de Superbikes, superando a Fabrizio y Badovini quien pisó el piano nada más pasar la línea de meta, cayendo y arrastrando a Rea en su caída.

Carlos Checa fue finalmente quinto, por delante de Haslam y Melandri.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias