El equipo checo Liberty Racing estará esta temporada en la parrilla del Campeonato del Mundo de Superbikes.

El polémico equipo que capitanea Mario Bertuccio ha tratado durante toda la pretemporada de encontrar presupuesto y pilotos dispuestos a llevar la Ducati 1098, y tuvieron que renunciar a participar en la primera ronda celebrada en Australia.

Una luz se iluminó en el cuartel general del equipo cuando la escudería Splitlath Redmond del BSB decidió retirarse de la competición.
Trataron de recuperar a Jakub Smrz, pero el piloto checo se negó en redondo, siendo su compañero Mark Aitchison quien pilotará la Ducati durante el Campeonato.
El australiano ya tiene experiencia en el Campeonato del Mundo, tanto de Supersport como de Superbikes, y el año pasado comenzó la temporada con la BMW del equipo Grillini, abandonando el equipo a mitad de año con destino al BSB.

Effenbert
Liberty Racing

Suscríbete a nuestro boletín de noticias