El Team Larresport inició la temporada el pasado fin de semana en el Circuito de Jerez con resultados negativos en cuanto a clasificaciones, pero con importantes lecciones aprendidas, tras diversos problemas que se agravaron con alguna caída.

BorjaQuero1
Photoclick Agencia
El sábado en los entrenamientos cronometrados, el murciano Borja Quero lograba clasificarse en el puesto 29º de los 46 pilotos presentes en el trazado andaluz, mientras que el belga Loris Cresson sufría una fuerte caída a primera hora, en una de las zonas más rápidas de Jerez y esto marcaba su clasificación, que le haría partir del puesto 39º de parrilla de salida.

En las carreras del domingo, un problema técnico hizo que la moto de Quero no finalizara ninguna de ellas. Por su parte, Cresson supo sobreponerse de su caída y problemas del sábado, para realizar una buena remontada y pasar bajo la bandera a cuadros en el puesto 29º y, lo que es mucho más importante, rebajar su tiempo de entrenamientos en más de un segundo.

Loris Cresson: “Ha sido un fin de semana muy difícil. Tuvimos algunos problemas técnicos en los entrenamientos, lo que unido a las caídas hizo que nos clasificáramos muy atrás. Cuando se sale tan atrás en la parrilla de salida es complicado conseguir un buen resultado. En la primera carrera tuvimos un problema con la cadena, por lo que no pude terminar. En la segunda, con todo solucionado y con mejor ritmo, pude remontar unos cuantos puestos, lo más positivo es que rodé más rápido que en todo el fin de semana y continué aprendiendo como va mi nueva moto, lo que nos hará más fuertes en la próxima. Estoy muy motivado para la próxima carrera en Le Mans y sé que si el equipo y yo damos el 100% podemos lograr un buen resultado”.

Borja Quero: “No ha sido un fin de semana como esperábamos, tuvimos algunos problemas pero pudimos solucionarlos de cara al domingo y la moto en el ‘warm up’ iba perfecta. En la primera carrera hice una buena salida e iba remontando, pero la moto comenzó a dar problemas y tuve que parar. En la segunda parecía que habíamos resuelto el problema y pude rodar más rápido que en la primera, pero finalmente el problema apareció de nuevo. Ahora hay que hacer borrón y cuenta nueva para llegar a tope a Le Mans”.

Marc Semeraro, copropietario del equipo: “Ha sido un fin de semana con multitud deproblemas, pero de todo se aprende y en el pasado hemos sabido reponernos decomplicaciones como estas y lograr excelentes resultados posteriormente. Ahora toca pensar en Le Mans, pero antes realizaremos algunos test para llegar en las mejores condiciones posibles a la primera carrera del CEV fuera de nuestras fronteras”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias