El piloto de Rekalde quiere superar el séptimo puesto que tiene como mejor resultado en la 'Catedral del Motociclismo'

Efrén Vázquez en Le Mans
Jaromir Havranec/Nico Schneider/RTG
El piloto vizcaíno Efrén Vázquez acude muy motivado al Gran Premio de Holanda que se va a disputar desde este próximo jueves. El podio cosechado en la última carrera celebrada en Montmeló hace que las dificultades de otros años vividas en el circuito de Assen sean algo del pasado: “Viendo que mi mejor resultado en esta pista es el séptimo de 2011, es evidente que he tenido carreras con muchas batallas y percances aquí. Sin embargo este 2014 es un año de cambios. Esta vez espero encontrarme mucho más a gusto. La dinámica en la que estamos nos hace ser optimistas”.

A pesar de no ser el escenario más proclive para el piloto del equipo SaxoPrint-RTG, la ‘Catedral del Motociclismo’ siempre ha sido un trazado de su agrado. “Es un circuito que me gusta y donde disfruto pilotando allí, pero en el cual tendremos que trabajar mucho para estar a un buen nivel”, aseguraba el de Rekalde. Para ir rápido en Assen se necesita tener una puesta a punto de la moto lo más perfecta posible. La exigencia de la pista situada en provincia de Drente, al norte de Holanda, hace que sea uno de los Grandes Premios más bonitos de todo el calendario. A su cautivador diseño hay que sumar una cambiante meteorología “que nos obliga a estar muy atentos”.

Desde que se dio el pistoletazo de salida al Campeonato de Moto3 2014, Efrén Vázquez ha estado siempre en las posiciones delanteras. Actualmente es el tercero del Mundial con 92 puntos, a sólo 25 puntos del actual líder, el australiano Jack Miller.

El piloto vasco más laureado de la historia se ha mostrado competitivo en todas las pistas. En Assen no será una excepción: “Creo que en la zona virada y rápida de la parte de atrás del circuito nos puede venir muy bien en cuanto a nuestra conducción, y desde luego que mi objetivo aquí va a ser estar lo más adelante posible. Está claro que hay que esperar a ver como se desarrolla el Gran Premio, pero en Barcelona hicimos un buen trabajo a pesar de los problemas y esto supone un buen punto de partida para Assen”.

Sólo faltan dos citas para llegar al ecuador del Mundial y Efrén Vázquez tiene muy claro que se está entrando en un territorio clave para tener un buen posicionamiento de cara a la segunda mitad de la temporada. Conseguir un buen botín en Assen será su meta. El objetivo no va a variar, pase lo que pase: “Quiero hacerlo bien y volver a casa con un buen puñado de puntos, tanto aquí como en la siguiente carrera que será en Sachsenring, para así terminar la primera mitad del Campeonato entre las posiciones delanteras”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias