La ilusión de muchos niños y niñas es llegar a ser en el futuro piloto del Mundial de Motociclismo, ser el próximo Márquez o Pedrosa, y Álex Millán ya ha empezado su camino para lograrlo

La ilusión de muchos niños y niñas es llegar a ser en el futuro piloto del Mundial de Motociclismo, ser el próximo Márquez o Pedrosa, y Álex Millán ya ha empezado su camino para lograrlo.

En estas fechas en las que los deseos de los más pequeños se hacen realidad, los sueños y la ilusión se disparan haciendo volar su imaginación hasta el infinito. Los Reyes Magos de Oriente fueron los primeros en hacer soñar a Marc Márquez y Dani Pedrosa con ser pilotos, cuando de muy pequeños recibieron sus primeras motos. A partir de ese momento y paso a paso, fueron labrándose un camino que les ha llevado a compartir equipo en el Repsol Honda.

Con ellos como referencia, a sus 10 años Álex Millán ya sabe lo que es competir y en 2014 se ha proclamado campeón de una de las copas de promoción –la Promo Racc-2– que los más jóvenes tienen como trampolín para llegar un día a hacer realidad sus ilusiones. En este nuevo año, Álex seguirá dando pasos adelante para que algún día su sueño mundialista se haga realidad.
Quién sabe si en el futuro será él quien cuente con el apoyo de Repsol, que desde 1969 mantiene su compromiso con el deporte a través del patrocinio en el mundo del motor. No sólo en la élite del Mundial, sino también con proyectos de formación de jóvenes, con el convenio alcanzado en 2013 con Monlau Competición, y de apoyo a la base, gracias a la implicación en el FIM CEV Repsol.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias