Víctor López participa en el Newcomer Weekend del ManxGp

photomannx.co.uk: Manx Grand Prix 2015 &emdash; 5D3_2252 - Version 2
El madrileño Víctor López, futuro participante en el Manx Gp, ha acudido al segundo evento del Newcomers Weekend en la Isla de Man, con la finalidad de conocer de primera mano el trazado, que aunque no era algo nuevo para él,  ha tenido anfitriones de excepción, como el portugués Nuno Caetano.

Víctor nos comenta su experiencia: “Llegué el viernes a la Isla con una extraña sensación que no me había pasado nunca, estaba agobiado, asustado,emocionado. Te das cuenta que no es el TT,  que no hay ese ambiente de carreras. Te das cuenta en el momento que pisas suelo Manx que estás ahí para aprenderte el circuito lo mejor que puedas, esto se pone serio, ya no hay vuelta atrás.”

López continúa su relato: “Se me pasó todo en el momento en el que me junté con por lo menos 15 pilotos con las mismas sensaciones que yo.  Nunca he ido a la guerra, pero me imagino que cuando los soldados van a la batalla deben de sentir algo parecido. Aquí nadie te dispara ni te va a poner trampas, esto va del piloto contra el crono, contra el circuito, pero la sensación general era de estar asustados, algo preocupados.

Nos empezamos a relajar poco a poco a medida que nos íbamos conociendo y contando nuestras batallitas moteras. Efectivamente, no tenemos nada que ver con los típicos pilotos de circuito cerrado con todo el material necesario y toda la asistencia habida y por haber, somos un poco gamberros, divertidos, apasionados. Empiezas a darte cuenta de que tenemos muchas cosas en común y empezamos a disfrutar de la mañana.”

López, junto al francés Nicolas Pautet y el galés Mark Purslow se subieron en el coche de Caetano para comenzar con la primera vuelta.

El piloto nos cuenta: “Muchas de tus preocupaciones se desvanecen cuando te comentan las distintas partes del circuito. John McGuinness dice algo asi como “desde fuera parece que estos hombres están haciendo una locura pero desde dentro está totalmente controlado”

Nos empezamos a divertir e ilusionar con que llegue ya el día de salir a pista con la moto. El circuito es peligroso sí, como cualquier carretera de fin de semana, pero muy divertido y como ya dije, en un solo sentido con banderas y un helicóptero (no de los malos) sobrevolando la zona.”

“La zona más complicada desde mi punto de vista es la Montaña. No hay referencias apenas, la carretera es estrecha y se va muy rápido, aunque también es más segura. Si caes hay mucho verde por donde rodar. Por el contrario, desde la salida hasta Ramsey (parte urbana) tienes un montón de referencias y señales pintadas por los propios pilotos, la carretera es más ancha que en la montaña salvo algunos tramos pero eso sí, mejor no te bajes de la moto en marcha.

Hemos llegado a hacer al menos 10 vueltas en todo el fin de semana, y las dos últimas un poco rápido, quizá a la velocidad que iría una lightweigth,  y ahí es cuando empiezas a ver todo con mayor claridad, donde frenar, como trazar la curva, etc.”

López tuvo palabras de agradecimiento para la organización,  “ha sido fabulosa, totalmente volcados con nosotros, pendientes de que no nos faltará de nada. De los 43 newcomers, tan solo hay tres extranjeros, Christian Hirsch (Austria), Nicolas Pautet(Francia) y representando la bandera española con orgullo estaba yo. Los organizadores estaban muy contentos con la reaparición de un español en el Mountain Course con expectativas de hacer el TT el año que viene.”

Víctor permanecerá en la isla hasta el próximo miércoles por su cuenta, dando vueltas con un coche de alquiler. “El presupuesto que tengo es muy bajo y ya solo alquilar el coche ha sido una pasta. Por los cálculos que he hecho podré dar unas 20 vueltas más. Las ganas están, y sobre todo el conocimiento de saber que cuantas más vueltas des, más seguridad y más velocidad pero como siempre, el dinero es quien lo frena todo. Está claro que necesito algo de ayuda y esa ayuda no acaba de llega”, concluye el piloto.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias