WSBK Imola: A cámara lenta

El sábado, mientras estaba en la boda de mis amigos Irene y Norberto (por cierto, enhorabuena), me acordaba de lo que había sucedido en la superpole. El recién reincorporado Giugliano se había hecho con la pole. Que no es el piloto más regular los sabemos todos, alterna actuaciones espectaculares con otras en las que, directamente, no acaba. Pero es que es su espíritu, él es así y lo extrapola a su forma de pilotar.

CL-GiuglianoDucati Press

Desde la salida, en cada carrera, la rueda delantera pasaba más tiempo en el aire que en el suelo, apretando su Ducati todo lo que podía y más. Pero claro, a una vuelta puedes hacerlo, el problema viene cuando has de estar toda una manga en ese plan para poder tener tu moto lo más arriba posible en la clasificación.

Siendo así, lo que restaba era contemplar el desenlace de la “copa Kawa”. Reconozco que muero de ganas por ver otras marcas haciendo cosquillas a las motos verdes, en especial espero el salto de MV Augusta, aunque esto es un sueño que esperará mucho, creo; es posible que ni siquiera llegue a verlo, ojalá y me equivoque. Mientras Aprilia y Ducati le muerden de verdad, Sykes y Rea son los protagonistas de la categoría.

CL-Rea-SykesKawasaki Press

Cada uno, al igual que Giugliano, pone su espíritu en lo que hace y es sorprendente cómo una moto que a priori es igual, se transforma cuando son distintas manos las que las llevan. Sykes va todo el rato peleando con ella, de esquina a esquina, todo o nada; Rea deja que corra, todo lo que quiera y el grado de compenetración que ha encontrado entre él, la moto y neumáticos es envidiable.

Otras dos mangas han sido suyas en un circuito en el que se necesitan muchos caballos, es cierto, pero donde hemos podido contemplar más que en otros la diferencia de estilo de cada uno.

Curiosa la situación de la segunda manga, entre caídas y roturas hemos podido ver, por fin, a Jordi Torres en el cajón. Es un gran piloto, en todos los sentidos, ¡qué pequeñita se ve la RSV!, pero necesita de estos resultados para ganar la confianza suficiente para hacer los resultados que su compañero de equipo sí estaba haciendo.

Torres-PodiumAprilia Racing

Y es que no nos podemos quejar de cómo le están yendo las cosas a los nuestros; desearíamos más, por supuesto y todos bien arriba, pero siendo honestos, el material del que disponen no es “top” y de entre ellos destaca Román Ramos, luchando con Badovini y Baiocco… esto empieza a pintar bien. Lástima la nueva caída de David Salom, del que esperamos grandes cosas pero al que la suerte este año parece haberle dado de lado. Deseamos que se recupere pronto y cambie la dinámica.

En Supersport, un tipo realmente singular ha vuelto a ganar la carrera. Sofuoglu es… diferente, no encuentras a nadie a quien le resulte indiferente y de no ser por él probablemente la MV Augusta de Cluzel ganaría de calle… siempre que su motor se lo permitiese, claro. El caso es que parece que nada le altera, ni las situaciones personales ni las deportivas, tiene una mente fuerte, testarudo como él solo y eso en una categoría especialmente “loca”… pues eso, que gana el más “loco”.

CL-Sofu-CluzelKawasaki Press

Cada vez más entusiasmado con este campeonato y muy satisfecho con el trabajo de retransmisión de TDP. Unos ojos muy bonitos y con comentarios muy acertados, Eva, mezclado con el temperamento y el castellano más peculiar de los últimos tiempos, Rubén, hacen unas retransmisiones muy divertidas. Bien por Teledeporte.

Esperamos ansiosos la manga británica del campeonato. Nos vamos a hartar de ver sus banderitas por todos lados, incluyendo el podium…

Suscríbete a nuestro boletín de noticias