See you soon – WSBK Qatar, A Cámara Lenta

Camara-PremiosDpto. Prensa WSBK

Bueno chicos, ya hemos llegado al final del Campeonato SBK. Campeón Rea, subcampeón Davies y tercero Sykes. Hasta ahí todo estaba más o menos sabido desde hacía tiempo. No tanto el subcampeonato, que se ha decidido en la última prueba, pero con un Davies en alza y un Sykes a la baja era previsible.

Quisiera compartir con vosotros algunos datos: todas, repito, todas las mangas del campeonato menos una han sido ganadas por pilotos británicos… es decir, de 26 carreras 25 llevan banderita inglesa, casi nada. Solo una de ellas, la que Jordi Torres ha conseguido este fin de semana, merecidísima por cierto, tiene una nacionalidad diferente a la de la gran isla europea. Siguiendo con la agonía, en todas, repito, todas las mangas, al menos dos puestos del pódium han sido para pilotos británicos; esto ha sucedido en 12 de las 26 mangas. Esto quiere decir que en el resto, 14 mangas, todos los puestos del cajón son “british”.

 

Siendo así, no cabía esperar otra cosa que tener a cuatro pilotos británicos en los cuatro primeros puestos del campeonato, Rea, Davies, Sykes y Haslam. Quien sigue PcMoto.Net desde hace tiempo, sabe de la importancia que le damos a los campeonatos nacionales. No creo que haya ninguna publicación, ya sea en soporte papel o digital que preste tanta atención a campeonatos que no sean los “Top ventas” y de ellos el Bristish Superbike (BSB) es uno de los que nos encantan. El trabajo que cada país hace con sus pilotos y equipos después se refleja en las competiciones del más alto nivel, siempre teniendo en cuenta que las matemáticas no son exactas debido a los intereses comerciales pero sí es cierto que la cama de pilotos se genera en los nacionales.  Gregorio Lavilla es el único español que ha sido capaz de ganar ese campeonato, al ver que en España no tenía opciones para desarrollar su carrera y decidir que sería allí donde daría todo lo que tenía como piloto; logró ser campeón.

Camara-ReaDpto. Prensa WSBK

El CEV ha sido una fábrica de campeones y hemos estado viviendo años espectaculares, de hecho seguimos teniéndolos con grandes pilotos en la categoría “reina” y, a mi modo de ver, perdiendo fuelle poco a poco en las pequeñas, algo que se dejará sentir en el futuro en la mayor de todas. ¿Pero qué pasa en el WSBK?

 

Jordi ha tenido la suerte de entrar en un buen equipo con una buena moto. Al saber en pretemporada que correría con las Aprilia oficiales aventuraba para él un buen año, como así ha sido, culminando con una victoria en Qatar y una caída cuando quería volver a estar en el pódium, lo tenía en la mano. Es un buen piloto, salido también del CEV y al que deseamos toda la suerte del mundo de cara al año que viene. BMW, Ducati Althea, una remota posibilidad de seguir con las Aprilia… veremos cuál es su futuro.

 

Román Ramos seguirá con su equipo, Go Eleven, pero o tiene mejor material o no podrá demostrar todo su potencial. De hecho, el año próximo ya tendrá ese añito que se necesita para asentarse  y conocer bien el campeonato. Podría dar mucha guerra si el equipo se lo permite. David Salom ha estado irregular, en un equipo que recibe apoyo especial pero que no es el que él quiere, al menos eso intuyo.

 

El caso es que los británicos nos llevan mucha ventaja, tela. Tienen el campeonato por la mano y para ser sinceros, hasta MotoGP me ha parecido por momentos más interesante que el WSBK; mirad cómo está para estas dos últimas carreras. Superbikes necesita dar un pasito atrás para dar dos hacia adelante, recuperar la esencia de la competición y poder ofrecer carreras como la de este fin de semana. Y lo más triste es que tiene pilotos que le pueden dar mucha vida al campeonato, no es un “cementerio de elefantes”, es un campeonato superdivertido con pilotos como Van der Mark, todo un espectáculo verlo pelear con la Honda este fin de semana.

Camara-VDMarkDpto. Prensa WSBK

Ojalá la entrada de Yamaha con su nueva R1M ponga las cosas más igualadas. Ducati parece que empieza a tener la moto en su sitio y si ofrece buen material a un par de equipos satélites puede animar mucho el cotarro. Kawa… a excepción de las oficiales a ninguna otra se la ha visto delante y BMW… incógnita total, o la moto tiene potencial y no se ha sabido sacar o Badovini los tiene como los del “caballo de Espartero”. Otro aliciente grande será la vuelta de Melandri con Foward Racing, haciéndose cargo de la MV Augusta.

 

Deseo, con todas mis fuerzas, que el próximo año las cosas cambien, no tanto por ver a más pilotos de los nuestros con opciones de hacer cosas interesantes, que también, pero lo que busco es no aburrirme, algo que siendo honestos ha ocurrido con bastante frecuencia este año. Quiero competición, competición, competición; saber cómo van a quedar las carreras dos semanas antes de que se celebren no tiene “chiste”.

Camara-JordiDpto. Prensa WSBK

Y en Supersport… la cosa está algo menos seria que en superbikes pero un tanto descafeinada. 20 pilotos en parrilla en una categoría donde antes casi se perdían al fondo de la recta de meta, no cabían; hachazos por todos lados, opciones todas las del mundo y emoción, muchísima emoción.

 

¿Se podrá recuperar? Esperemos que el campeonato en 2016 no esté tan aDORNAdo y veamos a hombres, pilotos, técnicos, fábricas, querer ser los mejores sin aliños de despacho.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias