Gran Premio de España MotoGp: Valentino Rossi muestra su mejor versión

Así sí, Valentino, así da gusto verte competir. Valentino Rossi se ha impuesto de manera incontestable en el Gran Premio de España de MotoGp disputado este mediodía en el Circuito de Jerez.

Jerez-GrupoMovistar Yamaha MotoGp
  • Jorge Lorenzo completó el doblete de Yamaha
  • Marc Márquez completó el pódium, con Pedrosa 4º, delante de las dos Suzuki
  • Salto de calidad de Eugene Laverty, que consigue su segundo top-10

Valentino Rossi se puso el traje de los domingos para disputar el Gran Premio de España, ese que le sienta como un guante y hace que todos disfrutemos con el hacer de un piloto que ha conseguido subir a lo más alto del pódium en 113 ocasiones, mas las que quedan.

Rossi tenía una espina clavada de la pasada temporada. Salía siempre retrasado, y con rivales de la talla de Lorenzo, Márquez, Pedrosa o las Ducati oficiales, no siempre es fácil recuperar posiciones.

Por eso ayer logró la pole. Así no tendría que adelantar a nadie si realizaba una buena salida. Y lo hizo.

Con 37 años, Rossi hizo que las estrellas de MotoGp tuvieran que igualar su ritmo si querían superarlo, pero no lo lograron. Tiró desde el primer momento y, salvo dos intentos de Jorge Lorenzo de rebasarlo durante la segunda vuelta, contestados con maestría y sin contemplaciones, Rossi solo tuvo que centrarse en mantener el ritmo hasta el final de carrera, logrando la victoria con un margen de dos segundos y medio respecto a Jorge Lorenzo, lastrado por el rendimiento de los Michelin. Era evidente como deslizaba en exceso, incluso en recta, las gomas francesas en la M1 del mallorquín.

Rossi-Jerez-CarreraMovistar Yamaha MotoGp

Márquez, que tenía claro que este fin de semana no iba a ser fácil ganar, supo sumar y conseguir un tercer puesto con el que sigue liderando con holgura la clasificación general. Peor parte llevó Dani Pedrosa. El #26 intentó meterse en la pomada, pero el catalán es otro de los que clama contra Michelin por el rendimiento de los neumáticos, y acabó la prueba a diez segundos de la cabeza.

Aléix Espargaró ganó la partida en esta ocasión a Maverick Viñales para firmar la quinta plaza, mientra las Ducati oficiales pasaban desapercibidas por carrera. Iannone solo pudo ser séptimo y Dovizioso abandonaba por segunda vez esta temporada, en esta ocasión por problemas con la bomba de agua de su Desmosedici. Otra Ducati, la de Eugene Laverty, terminaba en novena posición, siendo el segundo top-10 del irlandés en las cuatro carreras disputadas.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias