Sustituciones e invitados en la séptima ronda del Campeonato del Mundo de Superbike

Román Ramos
Foto: Alfredo Prádanos

Este fin de semana se celebra en Donington Park la séptima prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Superbikes.

La edición de esta temporada está resultando demasiado accidentada, por lo que la participación de pilotos sustitutos se está convirtiendo en norma en cada una de las rondas.

De una lesión regresa el cántabro Román Ramos. Accidentado en Imola, se perdió la ronda italiana y la posterior, celebrada hace quince días en Malasia. Ramos fue sustiuido por el italiano Vizziello y este fin de semana recupera su lugar en el box del equipo Go Eleven.

La lesión de Sylvain Guintoli deja una vacante temporal en el box del equipo Yamaha. El francés será sustituido por el vigente Campeón de Motoamerica, Cameron Beaubier, quien debutará en el Mundial de Superbike. Hace varias temporadas, Beaubier disputó el Campeonato del Mundo de 125cc.

En el equipo Grillini, el surafricano Sheridan Morais asume la plaza de Josh Hook, que ha dejado un equipo conocido por sus contantes cambios de piloto. Morais se encontraba compitiendo en los Estados Unidos y en el Mundial de Resistencia.

En otro equipo privado de Kawasaki, el Pedercini, Sylvain Barrier volverá a ser sustituido por el polifacético Anthony West, que realizó un gran papel en Sepang.

El francés Matthieu Lussiana volverá a participar como Wild Card, mientras Pawel Szkopek y Luca Scassa continuarán en su papel de sustitutos de Peter Sebestien y Fabio Menghi respectivamente.

En Supersport, la principal novedad es el regreso a la parrilla de Kyle Ride. Plantado por su equipo, el prometedor británico ha sido integrado en el equipo Schmitd Racing gracias a la colaboración de Jonathan Rea.

Ayrton Badovini, ganador en Sepang, sera el reemplazo una carrera más de Kevin Warh. El madrileño Orellana regresa tras su lesión, y el local Andrew Irwin participará como invitado.

En Superstock 1000, unas gotas de surrealismo. El equipo Yamaha tiene a sus dos pilotos seriamente lesionados, Florian Marino y Riccardo Russo. Canepa y Louis Rossi los sustituyeron en la última prueba, pero el francés se lesionó también. El equipo se puso en contacto con Lucas Mahias, un piloto siempre solvente, pero que se había lesionado en Imola participando en Superbikes. Pues resulta que Mahias ha sido declarado no apto para competir este fin de semana por el equipo médico. A última hora, el holandés Danny de Boer ha sido llamado para pilotar la segunda R1M.

El local Luke Jones sustituirá al lesionado Brian Staring.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias