Chaz Davies continuará en el equipo oficial Ducati, al que llega Melandri en el puesto de Giugliano

Marco Melandri en su época con Ducati en MotoGp - © Ducati Press
Marco Melandri en su época con Ducati en MotoGp – © Ducati Press

Marco Melandri llegó al Mundial de Superbike en 2011, cuando su carrera en MotoGp había tocado un fondo muy profundo.

En el WorldSBK volvió a ser un piloto ganador, siempre con material de primer nivel. Yamaha, BMW y Aprilia fueron las marcas con las que el piloto de Ravenna logró 19 victorias en cuatro temporadas, aunque se quedó con la espina de quedarse a las puertas del título.

Compartió box con Laverty, con Davies, Haslam y Guintoli, no siempre con el mejor ambiente y, por momentos sacó el caracter que le hizo tan impopular en los tiempos de MotoGp. Su contrato con Aprilia le devolvió a regañadientes a MotoGp pilotando el prototipo. Malas caras y pocas ganas se tradujeron en malos resultados, por lo que abandonó el equipo a mitad de temporada. Aquella media temporada se convirtió en año y medio al no encontrar equipo para disputar el 2016, a pesar de ser una de las perlas del mercado.

Hoy mismo Ducati ha anunciado que será el piloto oficial del equipo la próxima temporada. Hay incluso quienes dicen que Melandri es su propio esponsor y que podría haber puesto dinero de su bolsillo encima de la mesa para volver al campeonato. “Siempre dije que estaba buscando exclusivamente un equipo y una moto de máximo nivel, y no podía pedir nada mejor.” 

Que un piloto competitivo como Melandri regrese al campeonato es una gran noticia. Su rendimiento será óptimo. De hecho, tiene mucho tiempo por delante para prepararse, y como él mismo ha dicho, estará rodando desde ya con una Panigale de calle.

En el mismo comunicado Ducati ha comunicado la renovación del contrato con Chaz Davies (quien ya fuera compañero de Melandri en BMW) y, hoy día, el único piloto capaz de discutir el liderato del dúo de las oficiales Kawasaki.

Del mismo modo, Davide Giugliano abandona el equipo después de tres temporadas, en los que ha dejado su marca de piloto espectacular, pero también impaciente y con tendencia a hacerse daño. Dos lesiones graves le hicieron perderse gran parte de 2015. El futuro de Giugliano podría estar en Aprilia dentro del WorldSBK e, incluso, dentro del Mundial de Moto2.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias