WorldSBK Jerez: A Cámara Lenta

“Aquí puedes, aquí no, who are you, tú eres de Marujita?…”

Lo sucedido en Jerez este fin de semana ha sido alucinante. No tanto por las carreras, que teniendo en cuenta cómo ha venido siendo el campeonato no sorprenden mucho, la verdad, era de esperar, pero en otros ámbitos sí que me ha aportado experiencias para contar y lo haré al final de la Cámara Lenta.

© David Asencio / Dapmotard

© David Asencio / Dapmotard

Llegaba el majestuoso WSBK a Jerez con tres dudas a resolver, estas son, el título de Superbikes, el de Supersport y el de Superstock. Esto, a priori y tratándose del otro campeonato, el de “verdad”, se hubiese vendido a bombo y platillo, pero claro, es el WSBK. ¿A quién interesa?, a nosotros, a los que escribimos cada fin de semana que ha habido carreras, a pesar de dividirlas entre sábado y domingo a modo de laboratorio, a pesar de retransmitirlas cuando les ha parecido a través de la cadena nacional de deportes y a vosotros, los que leéis la información que os llega a través de este o cualquier otro medio. Nos interesa porque pensamos que es un campeonato con categoría de “Mundial”, que tiene mimbres para ser interesante y donde hay, aunque los ciegos no quieran verlo, verdaderos talentos que hacen que el aficionado se interese por ver las carreras. Pero claro, esto no es negocio, ofrecer un campeonato a los que disfrutamos de la competición no es rentable y esto, lo que hoy tenemos como WSBK, es un negocio, simple y llanamente, un negocio.

Rea no ha logrado coronarse como campeón, lo hará en la última carrera; muy mal se ha de dar para que así no sea. Sykes ha hecho lo que tenía que hacer, presionar todo lo que ha podido y sumar todos los puntos posibles. Gracias a eso el título se decide en Qatar. Davies repite resultado, ganador en las dos mangas y sin discusión; acaba la temporada muy fuerte. Hayden tras ellos, muy constante. De los nuestros el mejor ha sido Jordi Torres. Lástima de Forés, con muy mala suerte todo el fin de semana. Ramos en su línea, poco más puede hacer con lo que tiene, demasiado.

© David Asencio / Dapmotard

© David Asencio / Dapmotard

En Supersport sí estuvo la cosa algo más animada, con Krummenacher echando la bronca a Sofuoglu, Sofuoglu echando la bronca a Tuuli y detrás Jacobsen apagándose al final del campeonato sabiéndose en Moto2 el año que viene.

Raffaele de Rosa es el nuevo Campeón de Superstock. Carrera conservadora que ganó un voluntarioso Maximilian Scheib a Mahias en un final apretadísimo y con el pupilo de Sofuoglu, Razgatlioglu, en tercer lugar.

Que el campeonato deba ser un negocio para que funcione no lo pongo en duda, pero hasta el punto de convertirlo en un “producto” que llega a asquear al verdadero aficionado… eso ya me colma. Jerez no repite como circuito del WSBK, no me extraña lo más mínimo, Alfa Romeo, al parecer, abandona como patrocinador del campeonato.

Karel Abraham, por la grandísima temporada que ha hecho, se va a MotoGP con Aspar, Melandri vuelve al equipo Ducati oficial porque no hay pilotos jóvenes con talento, Román Ramos renueva con su equipo porque no ha hecho méritos para tener mejores alternativas, Sykes seguirá en Kawasaki porque se siente como el piloto número uno del equipo, Forés no se sabe qué pasará con él porque no ha hecho méritos este año ni los anteriores, la BMW es una moto ganadora pero sus pilotos, Torres, Reiterberger, Brookes, son unos paquetes… Obviamente estoy siendo irónico, mucho, muchísimo. La verdad es que no tengo ni idea en qué se ha convertido esto. ¿Qué quieren hacer con este campeonato? ¿Qué sentido tiene gestionar esto como lo están haciendo? Ya sé, ganar dinero y meter las narices hasta bien dentro para que todo sea rentable; lo deportivo carece de importancia, lo importante es que arroje pasta.

© David Asencio / Dapmotard

© David Asencio / Dapmotard

Así, pilotos con futuro, por su valía, me temo que se van a ver estrellados por una gestión que se pasa por donde tú y yo sabemos conceptos tales como competición, valor, lucha, igualdad, emoción… en definitiva, las cosas que tú y yo valoramos cuando pisamos un circuito. ¿Qué más da de dónde es un piloto? Sí, aparece la bandera en la tabla de resultados, pero no compiten por países, compiten por ellos mismos y por el equipo que pone la moto en pista. Eso lo sabemos tú y yo, pero claro, entramos en el “sálvame” al que nos están llevando estos señores que dirigen el cotarro. Aquí, en el WSBK, el dominio británico es incuestionable. Resulta curioso que la demanda de este producto sea mucho mayor allí que aquí, pero me pregunto, ¿lo es porque sus pilotos son invencibles o lo son porque es allí donde esto se vende? Al final, resulta que no hay pilotos de otros países capaces de ganar en el WSBK; ¿eso se lo cree alguien?…

La sensación que da el WSBK es de estar “KO”. Si hubieseis visto el aparcamiento del circuito este fin de semana… Una prueba del antiguo CEV llenaba más las gradas que el WSBK. Este fin de semana he estado pendiente de las referencias que se han hecho en la radio a la carrera; ha sido nula, nada de nada. La sala de prensa no llegaba ni a la mitad de puestos ocupados y medios nacionales… poquísimos. Y entiendo perfectamente que así sea, pues lo vivido este fin de semana en el circuito de Jerez ha sido lamentable. Se cubren de gloria a cada paso que dan, los organizadores y el circuito.

© David Asencio / Dapmotard

© David Asencio / Dapmotard

Trabajar para ofrecer una información de primera mano ha sido tedioso, diría que imposible. El acceso cada vez más restringido, dependiendo de las zonas, dependiendo de la categoría, dependiendo del control que te encontraras en el acceso, dependiendo de qué pegatina te han puesto en la acreditación o de cuánto has tenido que pagar por el peto… sí, pagar por un peto en concepto de “fianza”, el peto más caro del mundo, eso sí, si lo devuelves intacto recuperas la pasta. Incluso servicios que en otros circuitos son básicos y sin coste aquí se pagan; si quieres internet, págalo. ¿Habrá algo más fundamental que una conexión para poder mandar la información y las fotos? La descoordinación entre la organización y el circuito ha sido notoria todo el fin de semana, tanto que el sábado estuve en parrilla sin problemas y el domingo, haciendo exactamente lo mismo y habiendo pasado cuatro controles hasta entrar en la parrilla, fui expulsado de allí con maneras muy discutibles, argumentando temas de seguridad… Señores, en parrilla había más gente invitada por las marcas y que iban de “domingo” que profesionales intentando informar a los que no pueden ir al circuito. ¿Seguridad?… Claro, es que estas cosas pasan por dejar en manos de “maniquíes con máster en llevar gafas de marca y camisas con bordados” asuntos que repercuten en quien intenta hacer un buen trabajo. Los aires de los controles de Dorna son los mismos que los de “Borja cuando sale un Saturday Night”, pero señores, el servicio y el trato que dispensan es lamentable y si no quieren que se cubra su excepcional campeonato díganlo abiertamente, que hacemos verdaderos esfuerzos para poder desplazarnos e intentar hacer la mejor cobertura posible. Redactores que no pueden salir a Pit Lane, furgonetas para fotógrafos paradas y sin conductor a 4 minutos de empezar la carrera, controles de pista que se dedican a hacerse fotos con las motos que han quedado fuera de carrera (que se lo digan al bueno de Tati Mercado).

© David Asencio / Dapmotard

© David Asencio / Dapmotard

Este fin de semana he sentido vergüenza y rabia, mucha rabia, hasta el punto de pensar si merece la pena seguir escribiendo sobre este Circo, en la acepción más despectiva que se pueda encontrar sobre este término. He vivido cómo me sacaban de parrilla, como si fuese un delincuente, estando acreditado y llevando la insignia facilitada por prensa para poder estar en parrilla, he visto cómo redactores pasaban gran parte del fin de semana metidos en la sala de prensa por no poder pisar los boxes, he visto cómo la chulería y el desprecio hacia la labor que desarrollamos los medios más pequeños son cada vez más evidentes y la verdad, no tengo necesidad de que un “Borja de escaparate”, con camisa blanca impoluta y “bordaditos molones” me ponga la mano encima mientras me apremia para salir del sitio donde se desarrolla la carrera y no es la primera vez que me ocurre. Tendrán muchos “masters” en muchas materias, pero de motos no tienen ni puta idea.

El campeonato está en manos de personas que no son moteros, no saben de qué va esto, no sienten cómo el ruido de los motores, el olor a circuito, la competición, el esfuerzo, la habilidad, la valentía, son aspectos que a los verdaderos aficionados nos ponen los bellos de punta y nos aceleran las pulsaciones. En definitiva, no sienten la necesidad de poner ese plus que se necesita para pasar de un trabajo mediocre, que es lo que ahora resulta, a un trabajo excepcional. En este sentido aprovecho la ocasión para felicitar a Motorland Aragón por su trabajo. El personal del circuito, que no el de Dorna, hace un trabajo fantástico y en situaciones como las de este fin de semana me resulta imposible no hacer comparaciones; bravo por ellos.

© David Asencio / Dapmotard

© David Asencio / Dapmotard

La próxima carrera será en Qatar, allí no puedo ir, pero incluso pudiese, si las condiciones en las que he de hacer el trabajo son las de este fin de semana, iba a ir “Rita la cantaora”. Haced lo posible por ver las carreras, si queréis… si queréis vosotros y Teledeporte, claro, aunque ya sabéis los que seguís a este modesto medio, PcMoto, que hay otras alternativas. Seremos pequeños, humildes, sin muchos medios, casi ninguno, pero a voluntad, ganas y amor a las motos y la competición no nos gana nadie; ni siquiera con gafas de marca y camisas bordadas.

[su_highlight background=”#e5e5e5″]Nota: Desde PcMoto.Net nos hemos intentado poner en contacto con la organización para solicitar aclaraciones sobre lo ocurrido. Hasta el momento no hemos obtenido respuesta.[/su_highlight]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias