Marco Lucchinelli y Franco Uncini. El contraataque italiano antes de la invasión USA-AUS Parte 1

Después de unos años en los que Barry Sheene y Kenny Roberts se “adueñaron” de la categoría Reina de los 500cc, en los años 1981 y 1982, dos  italianos, Marco “Lucky” Lucchinelli y Franco Uncini, serían los últimos europeos en ganar un título de 500cc, hasta que Crivillé lo consiguiera en el año 1999,  precediendo de esta forma, una época de aplastante dominio de los pilotos americanos y asutralianos.

lucky-3
Ducati
Marco Lucchinelli, Bolano 26-6-1954 (Italia).

Lucchinelli es todo un personaje: polifacético, polémico, espectacular y hasta con problemas con la justicia.

lucky
.
Empezó su carrera con una Laverda de Resistencia en el año 1975. Rápidamente llamó la atención de el equipo oficial Yamaha, que le ofreció  una de sus motos con la que disputó el Campeonato Italiano de aquel año y el Gran Premio de Las Naciones.

En 1976, y a bordo de una Suzuki, consigue sus primeros resultados destacados, haciendo 3 podios y finalizando 4º en el Campeonato, atrayendo a numerosos aficionados por su estilo salvaje y agresivo, lo que le haría ganarse a pulso el sobrenombre de Crazy Horse (Caballo Loco).

Obviamente, esa forma de pilotar no le salió “gratis”, y tenía numerosas caídas, como en el año 1977, cuando con una Yamaha sólo pudo acabar la temporada en una decepcionante 11ª posición.

En el año 78, combina los Mundiales de 350cc con Yamaha, pero en 500cc vuelve a Suzuki, marca con la que conseguiría sus mayores éxitos. Los años 78 y 79 son duros para el bueno de Marco, pero 1980 marca un punto de inflexión claro en su carrera, ganando su primer Gran Premio en Nurburgring, y consiguiendo cuatro podios más durante la temporada, finalizando 3º en el Mundial por detrás de Roberts y Mamola.

Por fin llega su momento: 1981. Ya desde los primeros compases de la temporada, avisa de que este va a ser su gran año. Gana a Kenny Roberts en las prestigiosas 200 Millas de Imola, prueba no puntuable para el Campeonato del Mundo, pero que da un serio aviso a Kenny y a los otros “cocos” de la categoría sobre las intenciones de Lucchinelli para la batalla del Mundial.

lucky-2
.
Con 5 victorias en los Grandes Premios de Francia, Holanda, Bélgica, San Marino y Finlandia, se hace con el Campeonato batiendo a Randy Mamola a los mandos de la Suzuki del equipo de Roberto Gallina, moto que curiosamente heredaría Franco Uncini con el mismo éxito en la temporada siguiente, 1982.

Firma por Honda en al año 82 con su apuesta en la categoría reina, la NS 500 de 3 cilindros, formando equipo con el japonés Takazumi Katayama, y un joven prometedor americano, un tal Freddie Spencer.

Los años 82 y 83 son decepcionantes en cuanto a resultados, confirmando una característica del carácter de Lucchinelli, capaz de lo mejor, pero, también de lo peor.

En el 84 firma con Cagiva y el nuevo proyecto de los hermanos Castiglioni para los 500cc, pero se retira al finalizar la temporada de 1985 de los Grandes Premios, no así de las carreras de motos, ya que como piloto de Ducati, contribuye de manera decisiva en el desarrollo y pilotaje de una moto emblemática para la fábrica de Bolonia: la 851.

lucky-1
Ducati
Con ella gana la Carrera de las Battle of Twins en Daytona, año 1987 y en 1988 consigue dos victorias en el Mundial de Superbikes antes de convertirse en el Team Manager del equipo Ducati en el Campeonato.

Problemas con la justicia por consumo y tráfico de drogas en el año 91, hacen que pase varios años en la cárcel, de la que sale totalmente rehabilitado y, actualmente, compagina su labor de comentarista televisivo, con su otra pasión, la música.

Así es Marco Lucchinelli, “Caballo Loco”, todo un personaje y, no lo olvidemos, todo un Campeón del Mundo de 500cc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.