Valentino Rossi, El emperador del Siglo XXI

Urbino 16-2-1979 (Italia).

Si en los 70s Agostini fue el gran dominador, los 80s fueron de Lawson y los 90s de Mick Doohan , la primera década del Siglo XXI en la clase reina tiene en Valentino Rossi, no ya el gran dominador, sino el auténtico Rey de la categoría.

Siempre existe la discusión de si Vale es el mejor piloto de todos los tiempos. Si fuese estadísticamente, para mí, sin duda alguna. Tiene el mayor número de victorias, la máxima puntuación en la Historia del Mundial, y un porcentaje de victorias y podios fuera del alcance de ningún otro piloto.

Luego ya entramos en terrenos bastante subjetivos. ¿Es más grande que Hailwood, Agostini o Duke? No lo sé. Para muchos probablemente sí. Lo que no admite discusión alguna es que el Motociclismo, como deporte de masas, nunca hubiera alcanzado las cotas de popularidad que disfruta actualmente sin este genial piloto italiano.

Fuera aparte de sus dotes como piloto, que nadie osa en discutir, su tirón mediático, su arrolladora personalidad y su carisma, algo que ni se compra ni se entrena, hacen de Rossi un caso único en la historia de nuestro deporte.

Pero comencemos por el principio.

Rossi-125.

Que Valentino estaba destinado a ser piloto de motos con un padre como Graziano Rossi, no plantea ninguna duda. Graziano fue corredor en el Mundial en 250cc y 500cc, siendo la punta de lanza junto a otros pilotos italianos como Uncini o Luchinelli, de la “nueva cantera transalpina” llamada a reemplazar a los Agostini, Pasolini, etc.

Desde muy pequeño y afincado en Tavullia, auténtica meca para los “Rossistas”, comienza a correr, pero en coches, más concretamente en karts, ya que los graves accidentes que sufrió su padre en el Mundial, hacen que la madre de Vale “obligue” a Graziano a orientar la carrera de Vale hacia los coches. Gana el Campeonato Regional en el año 1990, pero el alto coste de las 4 ruedas, hacen que “Papa” Rossi, vuelva sus ojos a las 2 ruedas, su gran pasión.

Su debut es en Campeonato Italiano de Sport Producción (SP) a lomos de una Cagiva Mito en el año 1993. En el 94 participa simultáneamente en el Campeonato de SP y en el de GP, siendo Campeón en el de las máquinas derivadas de serie. Ya en 1995 es Campeón de Italia en 125cc y hace un 3º en el Europeo. Edad: 16 añitos.

En 1996, empieza su aventura en el Mundial de la mano de Aprilia, y en su primera temporada consigue ya una victoria en Brno, y al año siguiente 1997, y con 18 años, arrasa con 11 victorias parciales y consigue el primero de su 9 Campeonatos del Mundo.

La leyenda de Rossi comenzaba a fraguarse

1998 marca su paso a los 250cc formando un auténtico Dream Team de la categoría al juntarse en el equipo oficial de la marca de Noale, Loris Capirossi, Tetsuya Harada y él mismo.

Acaba el año en gran forma con 4 victorias consecutivas, y como ya hizo en 125cc, después de un año de aprendizaje, en 1999, fulmina a sus rivales con unos números estratosféricos de 9 victorias y 12 podios en 16 carreras. Conclusión, pues claro está, otra vez Campeón del Mundo.

Ya llevamos dos

Rossi-500.

Llega el año 2000 y con él, la década que dominará con mano de hierro. Su adaptación a las bestiales 500cc de 2T, lleva su tiempo, aunque firma unos más que respetables números. 2 victorias y 10 podios, quedando Subcampeón detrás de Kenny Roberts Jr.

En el 2001 y con una moto increíble como era la Honda, firma unos números espectaculares con aquella NSR 500 Nastro Azzurro, consiguiendo 11 victorias, ganando por supuesto su primer Mundial en los 500cc y poniendo el broche de oro a la ttemporada con su victoria en las 8 Horas de Suzuka con Colin Edwards como compañero de equipo.

Llega 2002 y con él, un cambio drástico en el Mundial. Vuelven las 4T y lo hacen con una cilindrada de 990cc. HRC saca a la palestra una máquina bestial: La RCV 211 de 5 cilindros que demuestra, muy rápidamente que no tiene ningún adversario de su nivel. Otras 11 victorias y 15 podios de 16 posibles dan muestra del dominio tan brutal de un binomio moto-piloto totalmente invencible. Para muestra un botón: le saca 140 puntos al Subcampeón de ese año, Max Biaggi., ¡Increible!

Rossi-Honda.

En 2003 vuelve a dominar con mano de hierro, otras 8 carreras ganadas y las 16 carreras del Campeonato del Mundo en el pódium. Tricampeón del Mundo en la máxima categoría.

En el 2004 se marca un reto aún más complicado. Cansado de su relación con HRC ya que no cree estar siendo tratado al nivel que merecen sus resultados, busca el más difícil todavía al firmar con Yamaha, una marca que llevaba la friolera de 12 años sin hacerse con un título Mundial, y con una moto, la M1, denostada por todos los que se subían en ella. Claro está que ninguno se llamaba Valentino Rossi.

Desde el Gran Eddie Lawson ningún piloto había conseguido ganar 2 Campeonatos con 2 Marcas distintas, aunque en su caso fue al contrario al pasar de Yamaha a Honda. Con él se van sus “australianos”, encabezados por Jeremy Burguess, un Jefe de Mecánicos que fue Campeón ya en el 87 con un tal Wayne Gardner, y también máximo responsable técnico de otro australiano que quizás os suena de algo, Mick Doohan.

Fiel a su piloto desde que en el año 2000 Vale llega a los 500cc, el reto técnico era de tal calibre, que Burguess no duda ni un instante en embarcarse en esta aventura colosal.

Y en la primera carrera del año, y en una de las imágenes más celebres de la trayectoria de Rossi, cuando besa a su Yamaha después de haber ganado la prueba inaugural, consigue sorprender a todo el Mundo al demostrar que es él y su pilotaje, y no la Honda que llevaba, es lo que marca las diferencias entre Rossi y cualquier otro piloto.

Rossi-m1.

En las temporadas 2004 y 2005 consigue el doblete con la Yamaha a la que va puliendo poco a poco, como si de una escultura se tratase, convirtiéndola en la absoluta referencia de la categoría y haciendo que la cúpula de HRC se tire de los pelos preguntándose como fueron capaces de dejar marchar al mayor talento que había aparecido en el Mundial en los últimos 20 años.

Un pentacampeonato consecutivo que le iguala con Mick Doohan en tal hazaña, pero que unido a sus 2 Campeonatos en 125cc y 250cc, hacen que sume 7 en su increíble currículum.

No obstante Rossi quiere más. Como él mismo ha declarado en más de una ocasión, “Mi mayor motivación es ganar. Nunca me canso de ganar, es como un vicio”.

2006 y 2007, sin embargo, serían unos años duros para el bueno de Vale, ya que en el primero de esos años, tiene que enfrentarse por primera vez a serios contratiempos en forma de caídas y retiradas por problemas mecánicos. Dos caídas junto a otras tantas retiradas por problemas técnicos, hacen que tenga una desventaja importante con Nicky Hayden, líder del Mundial. No obstante, consigue remontar y llegar a la prueba de Valencia, última de la temporada, en lo más alto de la tabla de clasificación, con sólo 8 puntos de ventaja sobre Hayden. Pero cae en carrera, y el título va para el americano.

En la temporada 2007 el binomio Ducati- Casey Stoner, y su ventaja competitiva con los neumáticos Bridgestone, cuando Rossi llevaba Michelin, hacen de este año otro de los pocos en los que Rossi no consigue el Campeonato.

Resumiendo, tanto 2006 como 2007 los podríamos llamar “la primera travesía del desierto” de Valentino, que ignoraba le quedaba otra más dura por cruzar, sus años en Ducati.

Afortunadamente para él, las tornas se vuelven favorables cuando Rossi se pasa a Bridgestone , y su YAMAHA se adapta a la perfección a las ruedas japonesas. Son años de tensión en el box del, por entonces, Fiat Yamaha, ya que la aparición en escena de un prometedor Jorge Lorenzo, pone a Rossi las cosas muy complicadas y le hace redoblar sus esfuerzos por demostrar que el rey de la categoría seguía siendo él.

Rossi-Ducati.

No obstante, la presencia de Jorge le sirve como acicate a Vale, que da lo mejor de sí mismo para hacerse consecutivamente con los mundiales de los años 2008 y 2009, consiguiendo la espectacular cifra de 7 Mundiales en la máxima categoría del Motociclismo mundial que, junto con los otros 2 que ya poseía, suman esos 9 títulos que adornan su palmares.

¿Qué podría motivar a un Valentino archiganador pero con un vecino de box, eso sí, separado por el ya famoso muro, tremendamente competitivo y con ansías de quitarle su protagonismo en MOTGP?

Pues un jugoso contrato con una mítica firma italiana, como era el caso de Ducati, y la unión del piloto transalpino más famoso desde Ago, con una marca que representa como nadie, la tradición italiana en la competición.

Resultado: el que todos sabemos. Desastre total. Lo que, bajo mi punto de vista, le dio un valor añadido bestial a lo que hizo Stoner con esa moto, independientemente de su ventaja en neumáticos, y una montura que, en definitiva, ha fagocitado a cualquier piloto que no fuese el australiano en sus intentos de hacerla competitiva.

Los años 2011 y 2012 son, con muchísima diferencia, los peores años de Valentino, no ya en la categoría reina, sino en todas sus apariciones en el Mundial ya que, con 1 podio en el 2011 y 2 en el 2012, la imagen de ver a un piloto como él luchando por posiciones de la 5ª hacia atrás carrera tras carrera, deja a Vale tocado moralmente. Incluso muchos dudan de su esfuerzo y compromiso para hacer todo lo que la moto no hace.

No obstante, con su vuelta a Yamaha para 2013, Rossi intenta quitarse ese mal sabor de boca que le dejó su paso por Ducati volviendo a la marca y la moto con la que ha cosechado sus mayores éxitos.

Rossi-250.

Como se está viendo a estas alturas de la temporada, estamos redactando esta biografía después de la prueba de Mugello, su retorno está siendo mucho menos exitoso de lo que esperaba él y todos sus seguidores, pero de Valentino nunca se puede uno fiar, y seguro que acabará el año dando más de un susto a los actuales reyes de la categoría, los españoles.

Hemos intentado resumir la carrera de un piloto único e irrepetible, con tal cantidad de records en su poder, que sería prácticamente interminable hablar de él si tuviésemos que comentarlos todos.

Simplemente y a modo de resumen, diremos que si no es el piloto más grande de la Historia, que para muchos lo es, estará entre los 3 mejores, sin duda alguna.

¡GIGANTESCO VALENTINO ROSSI!




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.