El Campeón del Mundo de 125cc se enfrentará la temporada que viene al reto de adaptarse a la competida cilindrada intermedia. Hace unos días ya pudo sentir de primera mano las sensaciones sobre su nueva Moto2 durante poco más de una jornada de entrenamientos en el Circuito de Jerez. Fueron unos entrenamientos cortos pero productivos, en los que Márquez pudo apreciar cómo influyen las principales características de su moto en el comportamiento de ésta en la pista.

Pese a la escasa experiencia con su nueva montura y a sus 17 años, Marc Márquez ha demostrado en su primer contacto con la moto su sensibilidad al manillar de cualquier máquina de dos ruedas. Con esas sensaciones y una sonrisa de oreja a oreja, el pupilo de Emilio Alzamora se fue de Jerez, despidiéndose de los circuitos hasta febrero de 2011, mes en el que se reemprenderán los entrenamientos de pretemporada y cuando verdaderamente arrancará su adaptación a la categoría de Moto2.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias