Texto y Foto:Racing Tolua

Una temporada más, el GP España figura resaltado en el calendario particular de muchos pilotos. Es el caso de Efrén Vázquez, que reconoce aguardar con un plus de motivación la segunda prueba del Mundial de MotoGP (125cc). Tras el cuarto puesto logrado en Catar, el pupilo de Herri Torrontegui quiere dar otro paso al frente y volver a luchar por el cajón en el circuito de Jerez.

En vísperas de comenzar a rodar, el piloto del equipo Ajo Motorsport afirma tener una deuda que saldar en el trazado andaluz. “El año pasado teníamos el podio prácticamente en la mano y un error nos privó de disfrutar de un gran éxito. Aunque tanto Herri como yo guardamos buenos recuerdos de este circuito, creo que Jerez aún nos debe algo”, advierte Efrén. El bilbaíno es consciente de que debe evitar que sus ganas por completar un buen fin de semana se conviertan en una presión excesiva: “la única manera de estar arriba es trabajar como lo venimos haciendo. Tengo que seguir adaptándome a la Derbi y sacar el máximo partido a sus prestaciones. No hay otra receta”.

El piloto del Motoclub Ráfagas conoce perfectamente los secretos que esconde el circuito de Jerez. Una pista cuyas características resultan muy propicias para su pilotaje. “Es un trazado bastante complejo y en el que hay que tener la moto muy por la mano para poder optar a los primeros puestos”, comenta Vázquez. Su experiencia le dice además que una de las zonas críticas que pueden marcar diferencias se encuentra en la curva de entrada a meta; “dependiendo de lo acertado que estés, en ese punto puedes ganar mucho tiempo o perder una carrera”. A la hora de valorar esta segunda cita del campeonato el de Rekalde tampoco pasa por alto el ambiente que se respira durante todo el fin de semana. “Aunque suena a tópico, la verdad es que el calor de la afición se percibe de una manera especial. Es un subidón de emociones”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias