Team Althea
¿Podemos decir que el título ya es suyo? La clasificación dice que aun no, que faltan tres puntos, pero está hecho. La propia forma de celebrar la victoria en la segunda carrera ha dejado claro que Carlos Checa ya puede considerarse Campeón del Mundo de Superbikes. Quizá ha querido extender una semana más la celebración para prepararla mejor, pero ayer salió todo a pedir de boca.

No quiso complicarse la vida en la primera carrera, pero quiso subir al pódium, y en la segunda la fortuna quiso jugarle una mala pasada a Jonathan Rea, brillante todo el fin de semana, para que Checa pudiese recibir el homenaje de los paisanos de su Ducati.

El fin de semana que viene en Magny Cours va a ser apoteósico, Checa va a recibir el premio a su brillante carrera. No es que los viejos rockeros nunca mueran, ¡es que está grabando su mejor disco!

El título tácito eclipsó todo lo demás. El gran fin de semana de Rea, los carrerones de Haga, el debut de Xavi Forés puntuando o una nueva remontada de Lascorz.

Peor lo estará pasando Chaz Davies, a quien su Yamaha jugó una mala pasada cuando acariciaba el título. Lo tiene sencillo, son muchos puntos de ventaja, pero esa forma de romperse que tuvo la moto, tal vez siembre dudas.

Salom deberá jugarse el subcampeonato de Supersport en estas dos carreras con un veterano como Foret que ayer, en cuanto vio la opción de ganar la carrera tras la retirada de Davies, se exhibió.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias