Marco Simoncelli ha sido despedido hoy por miles de aficionados y aficionadas al motociclismo. El piloto italiano, fallecido tras un terrible accidente el pasado domingo durante la carrea de MotoGp en Malasia, ha recibido el cálido homenaje de todas aquellas personas que le admiraban y le seguían.

Pilotos, equipos, medios, organizadores, vecinos, amigos,  etc. Toda la familia del motociclismo ha sentido profundamente el fallecimiento del piloto y así lo ha demostrado durante toda la semana.

Varias iniciativas están en marcha para recordar a Simoncelli. Se ha propuesto retirar el número 58, su dorsal de siempre, poner su nombre al circuito de Misano o rendirle homenaje en Valencia acudiendo con pelucas simulando su peculiar peinado.

Todo esto no hace sino reconocer que el italiano caló hondo. Su simpatía y su valentía eran muy apreciadas por la afición, y así ha quedado demostrado a lo largo de la semana.

¡Hasta Siempre Sic!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias