David Asencio Padilla.- Ya estamos inmersos en el inicio de temporada. Con el test celebrado en Sepang se han puesto en pista las nuevas 1000 cc. Las cosas siguen más o menos igual, con Stoner dominando la categoría, seguido de un grupo de pilotos bien conocidos, todos en un pañuelo exceptuando al actual número uno. Tanto es así, que si analizamos la tabla de tiempos observamos que el aussie no rodó el primer día, ha sido uno de los pilotos que dio menos vueltas cuando estuvo en pista y, además, marcó ese 1:59.607 en la segunda vuelta de las 21 que realizó el último día bajando de los dos minutos, algo que nadie pudo hacer.

CRT-Avintia
Avintia Racing
Todas las marcas han apretado. Sin ir más lejos, de todos es bien sabido el cambio radical que Ducati ha realizado en su moto para dar a Valentino aquello que necesita para estar arriba del todo. Si vemos la tabla de tiempos parece un calco del año pasado, con la salvedad de ver a Dovizioso un poco más atrás.

¿Y qué pasa con las CRT? Pues lo que se esperaba, en la cola del pelotón. Llega a ser un tanto extraño ver a Colin Edwards por detrás del piloto probador de Yamaha, a más de dos segundos y teniendo en cuenta solo la última sesión de entrenamientos. Es cierto que la mejora de la Suter/BMW durante los tres días ha sido muy notable, pero la distancia desde el primero hasta la mejor de las CRT se me antoja muy grande.

Es posible que se acerquen en los tiempos, incluso podría ser que en unas condiciones determinadas logren hacer resultados muy importantes durante la temporada, pero a priori su objetivo está claro, hasta el año pasado hacía demasiado frío en la parrilla de salida… Puede ser que los espectadores que asistan a los GP vean algo parecido a dos carreras en una, con las MotoGP delante y un segundo grupo formado por las CRT.

Algo parecido ocurrió en el pasado, también en circunstancias económicas difíciles. Recuerdo a Valentín Requena hablando de las “vetustas tricilíndricas” y a las ROC y Harris con motor Yamaha que en ocasiones conseguían algún resultado destacable. Experiencias como las V2 de Honda y Aprilia, la Proton de Kenny Roberts, las supuestas MotoGp WCM, en fin muchos intentos de ver la misma cosa con soluciones diferentes.

Para el aficionado al motociclismo ver más motos en pista significa espectáculo, lucha entre pilotos y motos para estar lo más arriba posible. Cuando estás en el circuito no solo te fijas en los primeros, sigues el desarrollo de la carrera atendiendo a los diferentes grupos que se forman, disfrutando de acciones que no se ven en televisión. Pero para el gran público lo que vende es quién gana y mucho me temo que eso, a día de hoy, está demasiado claro.

Las CRT suponen acercar a constructores hacia los GP de prototipos, porque de no llamarlo así tendríamos que denominar a la categoría con otras siglas que ya existen y que, por cierto, tiene un campeón del mundo español que ha alegrado a una inmensa parte de la afición al motociclismo con sus éxitos este año, todo hay que decirlo. Son una solución mixta entre algo ya existente y el carácter exclusivo que este campeonato siempre tuvo. Pero lanzo la siguiente cuestión, ¿estarán dispuestos los grandes patrocinadores y marcas a perder su cuota de pantalla y prestigio, con el dineral que inyectan en los equipos, para ver que otros con presupuestos más económicos también salen en 16:9 y HD?…

¿Rellenar parrilla? No creo que en el futuro esa sea su única misión, sinceramente. Creo que trabajando en ellas pueden llegar a ser realmente competitivas y ya lo demuestran en nuestro amado CEV motos y equipos con un nivel de desarrollo inferior.

¿Experiencia para el futuro? Probablemente. Todo está cambiando, los circuitos se tachan del campeonato y aparecen nuevos países, los equipos desaparecen y se forman otros, grandes pilotos se quedan sin moto… y en cambio parece que toman auge fórmulas muchos más económicas como el CEV, BSB, SBK, que permiten, en definitiva, brindar al aficionado el espectáculo que demanda y a los protagonistas poder competir para demostrar que han sido los mejores, esa es la esencia de este deporte.

Partamos del supuesto que partamos las CRT mejorarán el aspecto de este campeonato. Quizás es hora de cambiar fórmulas que en el pasado funcionaron pero que en la actualidad tienen a la categoría reina con un signo de interrogación sobre ella. Moto2 le ha restado una buena parte del protagonismo, más aún sin aparecer en TV el “best seller” Valentino Rossi. Puede que con CRT la categoría cambie. Si es así, será el momento de buscar respuesta a las preguntas que se deriven.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias