Comenzó el British Superbikes 2012

Honda Racing
La lluvia deslució la primera ronda del British Superbike en Brands Hatch. La primera carrera fue una sucesión de caídas que provocaron la aparición en dos ocasiones del coche de seguridad y que los pilotos en pista asumieran muy pocos riesgos.

Kirkham, Seeley y Rutter fueron quienes más arriesgaron y se llevaron las tres primeras plazas. Para colmo, una caída múltiple en la segunda carrera de Supersport obligó a suspender el resto de pruebas, salvo la de sidercars.

El fin de semana en Brands Hatch ha sido extraño. Los favoritos fallaron y los outsiders dieron un paso al frente.

Hill tuvo un fin de semana para olvidad, cayendo en entrenamientos, saliendo desde las últimas posiciones y retirandose por caída en la carrera. Su compañero Haga hizo una maniobra extraña en la salida que lastró sus opciones, salvando dos puntos al final de la carrera.

Byrne fue de mas a menos, cerrando la prueba en séptimo lugar mientras su compañero Easton era otro de los que no pudo terminar la prueba, lo mismo que Luca Scassa, que se fue al suelo cuando rodaba en las primeras posiciones o Michael Laverty, que no llegó a completar la primera vuelta.

Kirkham ya dio muestras de su calidad la temporada pasada en Suzuki y es una muy buena apuesta por parte de Honda y Seeley es un todo terreno que regresa a la clase reina desde el pódium tras haber ganado Supersport la temporada pasada.

Rutter no ha podido tener mejor debut con Kawasaki, al igual que Tommy Bridewell, quien el miércoles no tenía equipo y ayer fue sexto en su primer fin de semana con la BMW del Supersonic team.

Este fin de semana en Thruxton se disputa la segunda prueba, donde esperemos que todo vuelva a la normalidad.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias