Las bebidas energéticas se aseguran la pole

LorenzoYamaha Factory Racing
El acuerdo anunciado esta mañana por Yamaha y Monster pone de manifiesto que las bebidas energéticas sostienen desde hace tiempo el deporte del motor.

Asegurarse el mono y el carenado del actual Campeón del Mundo y de un aspirante que es leyenda en el motociclismo es un escaparate publicitario que no pueden dejar escapar ante el creciente empuje de su principal rival y dominador del mercado, que patrocina personalmente al equipo rival, así como a la mayoría de los dominadores de especialidades del motor y deportes de riesgo, incluyendo la F1 y la fórmula de promoción para jóvenes pilotos paralela al mundial de MotoGp.

Curiosamente, Lorenzo ha tenido que renunciar a uno de sus patrocinadores personales, otra bebida taquicárdica, para facilitar el acuerdo.

Con la publicidad de tabaco prohibido en casi todos los países, lejos quedan aquellas parrillas que parecían el escaparate de un estanco.
Después llegaron las operadoras de móviles o los complejos hosteleros. La crisis está haciendo mella en el motociclismo desde hace varios años y Yamaha sabía lo que se aseguraba cuando fichaba a Valentino Rossi.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias