Gran Premio de Holanda 2013: La contra-crónica de Josonen

Y llegamos a Assen, circuito mítico donde los haya (aunque se le han cargado con la remodelación que le hicieron), el único que permanece en el Calendario del Mundial desde su fundación allá por el año 1949, y que nos deleitó con unas carreras acorde a su grandeza.

Vayamos por categorías.

RossiYamaha Factory Racing
MotoGp

Dos Héroes: (Rossi y Lorenzo). Uno por su vuelta a lo más alto del cajón 44 carreras después de un lejano Malasia 2010. Il Dotore no sabía lo que era saborear el dulce néctar de la victoria. Acorde a su categoría de Mito, revivió gestas pasadas en un circuito que le va como anillo al dedo y donde la Yamaha demostró que es una grandísima moto, con una victoria inapelable. No será la última, pero yo no le veo como aspirante al Mundial.

LORENZO. Proeza, hazaña, increíble, etc. Muchas han sido las palabras utilizadas por medios y aficionados para clasificar la “machada” del mallorquín este fin de semana. Demostró, sobretodo, ambición y no querer conformarse con ver “lo toros desde la barrera”, sino ser protagonista siempre de un Mundial que sabe que va a tener que pelear hasta la última carrera. En cuanto a su decisión de correr, está claro que nadie mejor que él para tomarla pero, personalmente, me ha parecido un riesgo enorme teniendo en cuenta que tampoco se hubiese marchado de Holanda con una diferencia abismal de puntos cuando todavía quedan casi tres cuartas partes de la temporada por disputar. No obstante, de quitarse el sombrero lo de Jorge este fin de semana.

LA DOS CARAS DEL REPSOL HONDA. La triunfante, la de Marc. Como nos tiene acostumbrados este año, de menos a más y sus mejores prestaciones, siempre en carrera. Pasó a Dani con bastante facilidad, y en su pulso final con Crutchlow, tuvo la entereza de poder aguantar sin grandes sobresaltos. Como siempre, con suerte en sus caídas, ya que el “talegazo” que se metió en entrenos fue de órdago, está fino y con una regularidad que asombra para un rookie. Está claro que es un piloto entre un millón. ¡Genial!

DANI. De decepcionante se puede catalogar la actuación del de Castellar del Vallés. Llamadme brujo si queréis pero en la primera vuelta yo vi ya que no iba nada cómodo. Y aquí es cuando se le puede reprochar algo. Y eso es actitud. No actitud en su forma de pilotar, sino en su forma de “conformarse” con lo que la carrera le dé de sí sin hacer algo adicional para revertir la situación. Sabemos que su cuerpo no es que se lo ponga fácil precisamente cuando tiene problemas de tracción o de neumáticos, ya que con semejante “esqueleto” pocas opciones tiene, pero no puede contentarse con salvar los muebles. Debe ambicionar algo más, sobre todo cuando uno de sus máximos rivales por el Mundial corre tan mermado como lo hizo Jorge en Assen. Tiene que tirar de coraje porque no le va a valer con puntuar cuando la moto no le vaya perfecta, ya que los que tiene alrededor sí van a poner ese extra necesario. Creo que necesita exprimirse más, la situación lo requiere.

EspargaroDpto. Prensa MotoGp
Moto2

ESPARGARÓ. Gran protagonista español del fin de semana, ya que nuestra “armada” en Moto2 tiene unos sube-bajas, curiosos. Está empeñado en recortar puntos a Redding como sea y lo tiene todo para conseguirlo…Ojo con las caídas, pero si quiere el Mundial, tiene que arriesgar. Perfecto.

ELÍAS. ¿Necesita comentario? Yo creo que no.

JORDI TORRES. ¡PELEÓN! Salir el 16 y acabar 9º es una buena muestra del coraje de Jordi. ¡Bien por él!

DOMINIQUE AEGERTER, XAVIER SIMENON. Cuando los suizos contaban con Luthi como su gran baza en la categoría intermedia, Aegerter se está encargando de llevarse todos los focos hacía él y su Suter. Es el único piloto de esta marca (por cierto, suiza también, que casualidad, ¿no?) que no falla carrera tras carrera y está haciendo una temporada espectacular. En cuanto al belga del equipo Desguaces la Torre, está encadenando buenos resultados en las últimas carreras y dando muestras de su potencial. Si sigue así, no sólo el podio sino que alguna victoria aislada podría estar a su alcance.

Moto3Team Calvo / Ride Thru Media
Moto3

Para mí, sin duda, el carrerón del fin de semana. Llevo muchos, pero que muchos años viendo las carreras, primero de 125cc y ahora de Moto3. Normalmente, te despiertan el día con una sonrisa de oreja a oreja, ya que es la categoría más disputada por antonomasia. Y la de Assen fue un recital. Salvo Folger, una vez más, el resto se batieron el cobre como jabatos, pasándose una y otra vez y haciendo que el adivinar quien iba a ganar la carrera fuese tan complicado como que te toque la primitiva.

Pero el dulce momento de forma por el que atraviesa Luis Salom hizo que fuese él quien se llevase el “gato al agua”, aunque perfectamente podría haber sido cualquier otro.

Carrera de las que hacen afición y en la que el único pero que le pondría es que parece imposible para cualquier otro que no sea el cuarteto de siempre más Oliveira, llegue a este grupo para quedarse.

Bastante frustrante es también el hecho de que Honda se haya olvidado de la categoría. Talentos como Fenatti tienen que estar peleando por posiciones que no se corresponden con sus dotes de pilotaje y parece claro, por las declaraciones de Nakamoto (el “boss” de HRC) que la política del gigante nipón no cambiará. Ellos sabrán, pero que esto es una Copa Monomarca KTM con un “artista invitado”,Mahindra, y esto no le hace mucho bien a Moto3.

Bueno, hasta aquí lo que dio de sí el Gran Premio de Holanda, una de las citas más completas del año en cuanto a carreras bonitas y disputadas se refiere, y esperemos que el “carrusel” que es el Gran Premio de Alemania nos depare, como mínimo, luchas igual de apasionantes.

¡Un saludo!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias