Gran Premio de la Comunitat Valenciana: La contra-crónica de Josonen

Como cantaban los dibujos animados de la Warner, los míticos, Lonney Tunes, “lástima que terminó el festival de hoy…”, aunque en la misma estrofa también nos daban motivos para el optimismo con eso de “pronto volveremos con más ILUSIONES…”

Pues sí amigos, así nos quedamos, con el regusto de haber vivido un MUNDIAL único, épico, y con la sensación, no se si os pasará a vosotros también, de quedarnos un poco huérfanos, como desfondados, cansados pero a la vez tristes de que esta Temporada 2013 se acabe.

Porque este Mundial nos dejó como traca final, y nunca mejor dicho dado el gusto que tienen los valencianos por quemar pólvora, dos categorías con todo por decidir y unas carreras con tanta tensión en pista que incluso viendo las carrera por la tele, acabamos todos agotados.

Han sido tantas emociones, tantas situaciones polémicas, excitantes, increíbles, tantos resultados sorprendentes, tantos giros en las clasificaciones, que sentimos una gran pérdida por dejar atrás la que ha sido, probablemente, una de las mejores temporadas de los últimos 30 años…

Así que después de este preámbulo, será mejor que nos centremos en hacer resumen de lo que se vivió en Cheste, categoría por categoría.

MOTO3

La categoría pequeña era, sin duda alguna, LA GRANDE en cuanto a la emoción que se adivinaba al reunir en una sola carrera y con un solo resultado posible, GANAR O GANAR,  el duelo que durante todo el año han tenido 3 fantásticos pilotos, Rins, Salom y Viñales.

Además en un circuito que lleva el nombre de RICARDO TORMO, un genio de las cilindradas pequeñas, que seguro que allá donde esté, habrá disfrutado como un niño viendo la batalla por el Mundial que se libró en “su” circuito.

Los entrenos no daban mucho margen para la imaginación. Tanto Álex, como Luis y Maverick se repartían los primeros lugares en la parrilla en una clara muestra de lo que nos esperaba en carrera. Estos eran los que se jugaban el título e iban a ser ellos los principales protagonistas de la clasificación.

Los que también “pasaban por allí” y podían hacer del grupo que se preveía en carrera algo bastante complicado de manejar, eran los outsiders de lujo que todos teníamos en mente.. Los Folger, Miller, Antonelli, Márquez, Massbou, etc…le añadían más picante a la carrera, si es que eso era posible todavía.

Y así fue al comienzo de la misma. A los tres de siempre, esta vez faltaba el HERMANÍSIMO para que fuesen los cuatro de siempre, se les juntaban Folger y Miller para montar un quinteto en donde la tensión se podía cortar con un cuchillo. Además, la imposibilidad del grupo de favoritos de descolgar a Jonas y Jack hacían todavía más imprevisible cualquier pronóstico.

Pero había un piloto que tenía algo clarísimo… y ese era Maverick… Acostumbrado durante el año a que tanto Luis como Álex, comandasen en carrera, a la hora de jugarse los cuartos, él decidió que iba a llevar el mando y que cualquier intento de asaltar su privilegiada posición, sería contestado inmediatamente y sin miramientos.

Está claro que si te estás jugando un Mundial estás mejor liderando y olvidándote del lío que se puede montar detrás de ti, que pegarte en una guerra de guerrillas con, además, otros dos compañeros de viaje que ni les va ni les viene lo que te pueda pasar en carrera.

En este sentido, cristalino como el agua que Mav y su equipo acertaron, y Salom se encargó de darles la razón cuando caía en la vuelta 15, dejando el camino libre para que el título fuese cosa de Rins y Viñales.

Desde luego, peor suerte imposible para Luis que, después de haber estando liderando el Mundial durante gran parte de la Temporada, los dos únicos fallos de todo el año, Japón y Valencia, le han costado un Título que parecía suyo hace no tanto.

Así llegábamos a la resolución final de una carrera que también había perdido por el camino al aussie Miller, y dejaba sólo a Folger, haciendo la goma que diría un ciclista, con Álex y Mav por ver quien se llevaba el gato al agua.

Y ese, fue Viñales….

La verdad, y ya comentado en estas páginas de pcmoto.net, el cambio del de Roses ha sido total esta temporada. De ser el niño mimado de la parrilla, y comportarse como tal, con rabietas y espantadas más propias de un abusica de patio de colegio cuando le quitan el balón en un recreo, que de un piloto profesional de motos, la estructura del Team Calvo, y supongo que unos cuantos buenos consejos, le han servido para madurar tremendamente y dedicarse por entero a lo que mejor hace, pilotar.

Por otro lado, y visto con perspectiva, que un tío de 17 años como RINS saltase a MOTO2 por “imperativo legal”, cuando creo que otro año en MOTO3 le vendrá de perlas para pulir los pocos defectos que tenga su pilotaje, es otro motivo más para pensar que la resolución del Titulo de MOTO3 fue todo lo justa que puede ser una carrera donde SÓLO UNO podía ser el Campeón….

En fin, que esto no dio más de sí.

Ah, bueno, sí que dio más de sí… El poder ver a Ana Carrasco acabar octava por delante de gente como Fenati, Oliveira, Oettl, etc…da una clara muestra del potencial de una piloto a quien no deberían mirar en su equipo como un cheque para cubrir gastos, sino como una más que clara apuesta de futuro.

En fin, que el que en teoría el que era menos favorito de todos, dados los números que había conseguido durante el año, es el Campeón…. Así de grande ha sido la temporada en MOTO3. ¡REALMENTE ESPECTACULAR!

MOTO2

Pues llegábamos a Valencia con “to el pescao vendido”.

Es más, EL PESCAO también fue a Cheste, en forma de malayo, más concretamente uno muy simpático que corre el CEV, que responde al nombre de Hafizh Syahrin, y que como no había agua en el Ricardo Tormo, decidió pegarse un revolcón por la grava, así en plan croqueta.

Dicho lo cual, la carrera en sí fue tan sumamente interesante como la chorrada que acabo de soltar en el párrafo anterior. A lo que añadiría, que MOTO2, y en contra de su tradición de categoría canalla, revuelta y pendenciera, fue en este ocasión como una mosca coja.

Fue como ese maldito reloj que aparece en las interrupciones publicitarias cuando estás viendo una buena película, y cuando te crees que te va a decir que “volvemos en 30 segundos”, te pega la puñalada trapera de que es EN 7 MINUTOS cuando se reanuda la acción.

Todos esperando a que pasase cuanto antes para ver el deselance en MOTOGP…Y sí, ya sé que me diréis que una carrera del Mundial es una carrera del Mundial, y que había españoles con opciones claras de victoria, y  tarari-tarari…

Pero que levante la mano el que no estaba más pendiente de las cábalas que se nos acumulaban a todos en la cabeza pensando……..qué haría Jorge, cómo saldría Marc, cúanto lucharía Dani por acabar la temporada con una victoria, que de quién coño iba a ganar en MOTO2.

Dicho lo cual y con un Pol empeñado en cerrar el año a lo grande, todo se le vino abajo cuando se cayó en la vuelta ocho. Con unos Aspar Boys como claros aspirantes a ser protagonistas, y una vez que Espargaró estaba fuera de combate, fue Nico el que se puso líder, dejando a Jordi Torres, todo corazón, la ardua tarea de remontarle a Corsi  el segundo lugar del cajón. Y lo consiguió, vaya que si lo consiguió.

Por lo demás, Zarco dejando plantado y sin podio al bueno de Simone, y Tito haciendo un quinto que no es para nada el colofón final que esperaba Rabat.

En fin, nada más que destacar salvo que nos esperan grandes acontecimientos el año que viene en MOTO2. Entre ellos como manejará el TEMA PONS, o sea Sito, el tremendo potencial del que dispondrá con un par de pilotos que tienen de todo, mucho de ello muy bueno, y carácter para aburrir. Expectantes quedamos…….

MOTOGP

Y aquí por donde empezamos…

Por la Historia, eso de lo que tanto se ha hablado y que Marc Máquez se ha encargado de rescribir en Valencia.

Por el pasado, ese cercano en el tiempo, pero lejano en la memoria de un enano, porque eso es lo que era Marc, que en el 2008 y con poco más de 15 añitos asombraba al Mundo haciendo su primer podio en Donington.

Por el presente, con tres pilotos que han dado lo mejor de sí en una Campeonato increíble….

O por el futuro, con la gran incógnita de qué nos depararán las temporadas venideras en las que sólo contamos con una certeza, serán espectaculares…..

No obstante, aquí vamos a realizar un pequeño alto en el camino para rendir homenaje a un tipo que lo más seguro no volveremos a ver el año que viene…O no desde luego, desde su puesto habitual de trabajo, al lado de Valentino Rossi..

Se va Jeremy Burguess… Bueno, se va no, le echan….Y lo hacen de muy malas formas: con nocturnidad y alevosía… Que un técnico, el más laureado del Campeonato del Mundo y que ha pasado 14 años al lado del Rey Sol, “El Gran Rossi”, pieza clave en los 7 Mundiales de la categoría Reina del piloto transalpino, se vaya de la forma que lo ha hecho, es triste, muy triste….

No merece una despedida así… Es más, es un INSULTO a su categoría como profesional..

Pero cuando el ego de un piloto es tan grande que decide que cualquiera de su alrededor se equivoca menos él, suelen pasar cosas tan inverosímiles como las acontecidas en Valencia este fin de semana. Que una radio de Tavullia, cuna del Rey Sol, lance el rumor, más tarde confirmado por el mismo Rossi de que Burguess no iba a seguir el año que viene, y nadie tenga los santos coj… de negarlo hasta que se le pueda dar un despedida como se merece al tío que ha sido parte fundamental en los títulos de gente como Gardner o Doohan, es cuando menos, criticable hasta la extenuación.

Pues nada, que disfrute el bueno de Jeremy. A la hora de la verdad, su idolatrado Valentino le ha tratado como si fuese el conductor en prácticas del camión que lleva a Yamaha el catering para los Grandes Premios….Ni más ni menos… La grandeza muchas veces se mide por los pequeños detalles y en este sentido, Valentino se ha cubierto de gloria a la hora de anunciar la despedida de Jeremy Burguess.

Dicho lo cual, como Rossi no esté el año que viene CONSTANTEMENTE luchando con los tres de delante, ya no le quedaran chivos expiatorios  a los que acusar.

En cuanto a la carrera en sí, tuvo un comienzo demoledor….Si en MOTO3 teníamos clarísimo que la batalla entre los tres aspirantes al triunfo final en el Campeonato, nos podría deparar una lucha sin cuartel y llena de pasadas sin fin, no dejó de ser sorpresivo que en MOTOGP las primeras vueltas pareciesen más la ROOKIES CUP con Lorenzo y Pedrosa en el papel de jóvenes talentos con mucho que demostrar y nada que perder, vigilados de cerca por un Márquez al que el cuerpo le pedía guerra, pero su cabeza le rogaba paz.

Para enmarcar el duelo entre Jorge y Dani, eso sí, con un par de pasadas de Jorge de las que harían correr ríos de tinta y a Lin Jarvis por la banda cual Dani Alves a Dirección de Carrera para pedir sanciones si fuese Marc el artífice de las mismas. La última de ellas, de hecho, dejó a Dani fuera de la lucha por la victoria final.

Un Dani correoso y valiente que si sigue con la misma energía la temporada que viene, y no saca a relucir su lado más conservador, puede hacernos disfrutar como gorrinos en un lodazal.

Al final, otro 1-2-3 de los nuestros que daba como resultado final de una Temporada bestial,  un Marc Márquez Campeón del Mundo de MOTOGP a la edad de 20 años.

Mi opinión es que muchas cosas cambiarán a partir de ahora. El desafío que ha lanzado Marc al “establishment” de la categoría es de tal calibre que sólo queda evolucionar o morir.  Así ya lo ha entendido Jorge y creo que Dani también. Incluso Vale, con ese movimiento en su box a la desesperada, parece querer apuntarse al reto.

Y el reto no es otro que bajar a las trincheras a pelearse con el rey de la guerra de guerrilas. Porque la grandeza del título de Marc no es sólo el hecho en sí de ser rookie, ganar el Campeonato y hacerlo antes que nadie en la Historia.

Lo realmente grande es que ha cambiado las reglas en una categoría que estaba acostumbrada a carreras en fila de a uno con 2 o 3 adelantamientos que decidían la carrera y desde ahí hasta el final, una hilera de pilotos respetando las posiciones que una corta y frugal batalla les había proporcionado.

Pues eso se acabó señores. A partir de ahora, el que quiera peces que se moje el culo. Estamos ante un piloto que va a exigir de cada uno que quiera ser aspirante al trono que ahora mismo ostenta, no sólo rapidez, concentración máxima, ritmo de carrera, etc, sino que también demandará, como diría Churchil, sangre, sudor y lágrimas en cada adelantamiento.

Porque eso es lo que hace Marc con su forma de competir.. Llevar a los demás hasta los extremos..

Como en su día hicieron otros genios del Motociclismo. Como hizo el mismo Roberts, como ocurrió con Freddie, como hacía Kevin o el mismo Valentino. Pilotos que elevaron la competición, que hicieron que el nivel de las carreras subiera unos cuantos peldaños, así, de golpe, simplemente porque ellos formaban parte de la parrilla.

Como bien dijo Jorge después de la carrera, el rendimiento de Márquez le ha obligado a superarse como piloto. Pues los que se quieran subir a bordo, ya saben lo que les espera, porque el Animal de Cervera ha venido para quedarse y hará lo imposible para que su reinado sea largo y prolífico.

¡EL REY HA MUERTO, LARGA VIDA AL REY!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias