Chaz Davies completa un extraordinario fin de semana. Forés, cuarto

Chaz Davies ha logrado la victoria en la segunda carrera del Campeonato del Mundo de Superbikes en Imola.

Con este triunfo, el galés completa un gran fin de semana, en el que ha liderado las sesiones libres, la Superpole y las dos carreras.

La carrera comenzó con más de 30 minutos de retraso debido a los trabajos que hubo que realizar para secar la pista tras el derrame de aceite de la moto de Ayrton Badovini, en un fin de semana en el que los problemas del circuito han quedado, una vez más, en evidencia. Ausencia de viales, escapatorias escasas, etc. harán casi con toda seguridad que la organización del campeonato se cuestione la continuidad de la prueba en el calendario.

Davies salió desde la novena posición, pero no tardó en situarse en el grupo de cabeza, a rueda de Tom Sykes, al que rebasó sin mayor dificultad para irse en solitario en busca de la victoria.

Sykes fue superado también por Jonathan Rea quien, al igual que ayer, aseguró la segunda posición.

Con el pódium cerrado, los pilotos españoles fueron protagonistas de la prueba. Por un lado Xavi Forés realizó otra grandísima carrera, firmando la cuarta posición después de mantener a raya a la Ducati oficial de Marco Melandri.

Por otro lado, Jordi Torres realizó una remontada marca de la casa. Partiendo desde la última posición tras no disputar los entrenamientos oficiales ni la primera carrera por culpa de una gastroenteritis, el catalán superó a buena parte de la parrilla para terminar la prueba en octava posición.

A Román Ramos le faltó bien poco para lograr otro top-10. Tras rodar gran parte de la carrera en la novena posición, a rueda de la Aprilia de Laverty, Jordi Torres primero y el argentino Mercado posteriormente, le superaron, logrando finalmente la undécima posición.