WorldSBK Laguna Seca: A cámara lenta

Qué descafeinados se nos quedan la ronda estadounidense del WSBK con solo la categoría grande, ¿verdad? Y cuánto he echado en falta a los chicos de las Supersport. No es que hayan sido carreras faltas de interés, pero la lucha por la victoria es lo que más nos emociona, como en cualquier otro deporte y la verdad, me sigue faltando algo, no sé qué, pero falta.

Las opciones entre Ducati y Kawa son las que son y exceptuando a Melandri, que a veces consigue meterse un poco, sabemos el resultado casi de inicio. En esta ocasión sorprendió gratamente Davies y su victoria en la primera manga; después de lo que podría haber sido su caída, nos complace mucho verle tan bien y venciendo.

Sykes sigue siendo muy rápido a una vuelta, pero le falta consistencia, mucha, para poder toser a su compañero de equipo o a Chaz. No sé qué hará el año que viene, pero debería plantearse un nuevo reto, tener un nuevo aliciente; lo necesita y lo merece.

Barni Racing

En cuanto a los nuestros, muy buena actuación de todos. Jordi hace maravillas con esa BMW, a la que pudimos ver más que en otras ocasiones y pudimos certificar que es un caballo difícil de llevar; con él me gustaría ver a más de uno… Pero este hombre necesita otra moto, una BMW que se comporte de otra forma, con más apoyo de fábrica y a la altura de lo que se espera de una marca como la alemana u otra con la que pueda explotar todo el talento que tiene. ¿Os imagináis a Jordi vestido de azul acompañando a un holandés? Yo sí, por qué no, soñar es gratis y británicos hay muchos en el campeonato, de hecho lo dominan. Lowes está haciendo un papelito… y no sé si merece más crédito del que ya ha consumido. Sería un interesante cambio de cromos. Forés hizo lo que le corresponde, su sitio es ese, al menos en mi opinión y cumplió y muy bien. Ducati abandona el proyecto Panigale para hacer un cambio radical en su concepto de moto de competición, pasando a un futuro motor V4, con una parte ciclo… no sé qué deciros, porque abandonado el chasis multitubular que la caracterizaba, lo único que permanecía del ADN de las Ducatis que ganaban campeonatos era el concepto bicilíndrico del motor. Veremos cómo afecta esto a Xavi y a sus planes de futuro.

Román pelea con uñas y dientes con lo que tiene, que no es mucho. Aún así, moja la oreja de motos de fábrica y pilotos de los que nadie duda de su valía. A veces pienso qué haría con el material del equipo Pucceti, por ejemplo.

Kawasaki Press

Hablaremos un poco de Rea, ¿no? Al fin y al cabo ganó la segunda carrera. Pues ya hemos hablado de Rea. Perdonadme, pero es que el dominio que ejerce en el campeonato es tan insultante que cansa un poco, la verdad. El título es suyo, podrían cambiar el reglamento desde ya y obligarles a hacer la mitad de la carrera con motos totalmente de serie… yo qué sé… El caso es aburre un tanto, ¿no creéis? El trabajito que me costó ver la carrera del domingo fue “interesante”.

Entre lo mal que duermo últimamente, entre el calor y otras cuestiones, llegué a la carrera como las Kawas del equipo Grillini; una absoluta broma. Al menos el esfuerzo mereció la pena por ver muchos minutos en pantalla a Xavi, aunque una lástima la caída de Torres.

Ahora toca esperar más de un mes hasta que llegue la prueba alemana en el circuito de Lausitz y después otro mes hasta que llegue Portugal y el precioso circuito de Portimao. Merecería la pena ir, ¿verdad?

De momento, a intentar recuperar todo lo perdido durante el curso; no sé vosotros, pero a mí me queda “la del tigre”…

Pasad buenas vacaciones, “sentidiño” en la carretera, cremita para el sol y refrescaos lo que podáis.

V´sssss