Haslam y Dixon se juegan el BSB

BSB Media Office
El British Superbike 2018 pondrá este fin de semana en el Circuito de Brands Hatch su punto final.

El punto final a una época del campeonato, ya que ninguno de sus dos aspirantes optará a revalidarlo el año que viene y, desafortunadamente, el dominador de los últimos años, Shane Byrne, no participará en 2019, aun en rehabilitación tras el gravísimo accidente sufrido a mitad de temporada durante unos test.

Leon Haslam llega a Brands Hatch con 61 puntos de ventaja respecto a Jake Dixon, con 75 puntos en juego en las tres carreras que se disputarán este fin de semana.

Solo un desastre, como el vivido el año pasado, evitará que Haslam logré, al fin, un título que hará justicia a su carrera y a su compromiso con su campeonato nacional.
El año que viene, Haslam será de nuevo piloto del mundial, siendo el acompañante de Jonathan Rea en el equipo oficial Kawasaki,

Su rival, Jake Dixon, una de las más prometedoras figuras del motociclismo británico, dará el salto al Campeonato del Mundo de Moto2, donde será compañero del andorrano Xavier Cardelús en el Ángel Nieto Team.

Este fin de semana habrá dos novedades importantes. Por un lado, el ex Campeón del Mundo de Moto3 Danny Kent debutará en el British con la Suzuki de Halsall Racing y, por otro, Michelle Pirro dará unas vueltas de exhibición con la nueva Ducati Panigale V4.

Precisamente la nueva moto italiana tendrá el año que viene dos pilotos grandísimo nivel. El equipo Be Wiser ha contratado al piloto de MotoGp Scott Redding y al Campeón de 2015 Josh Brookes como alineación para 2019.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

¿Algo que comentar? Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.