El suizo Randy Krummenacher se ha impuesto en la primera prueba del Campeonato del Mundo de Supersport, celebrada esta madrugada en el circuito australiano de Phillip Island.

Bardahl Evan Bros
Como quien no aprende de sus errores, la organización declaró la carrera como Flag to Flag, obligando a los pilotos a pasar por boxes a mitad de carrera para cambiar unos neumáticos cuya durabilidad no era asegurada por su fabricante, en otro error inaceptable disfrazado de espectáculo. Esta dinámica no es nueva, pero no parece que haya demasiado propósito de enmienda.

En carrera, las Yamaha de Evan Bros, Krummenacher y Caricasulo, dominaban junto a Cluzel, hasta que el italiano se quedaba fuera de la quiniela en el cambio de neumáticos. Al salir de boxes, Caricasulo llevaba enganchado el caballete, perdiendo un tiempo precioso.

Previamente al paso por boxes, De Rosa dio el susto de la jornada al salir por orejas cuando rodaba quinto. Afortunadamente sin consencuencias, la caída del italiano de MV Agusta se cobró como víctima colateral a Isaac Viñales, quien tuvo que salir de pista para esquivar al piloto caído.

Tras el paso por boxes, Randy Krummenacher no tuvo demasiados problemas para gestionar su victoria, por delante de Cluzel (a quien se aplicó una sanción de dos segundos por no respetar el tiempo en el cambio de neumáticos) y Carícasulo.

Barberá fue cuarto, por delante de Mahias, a quien otra sanción por el paso en boxes relegó a la duodécima plaza.

María Herrera fue decimosexta en su debut en el mundial, quedándose a las puertas de los puntos, justo por delante del veterano Nacho Calero.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias