Foto:worldsbk.com

Paolo Ciabatti, miembro de la dirección de Carrera del Campeonato del Mundo de Superbikes, ha explicado en un comunicado, publicado en la web oficial del Campeonato, el porqué de la sanción a Max Biaggi al saltarse la chicane durante la segunda carrera celebrada en Monza el pasado ocho de Mayo.

Reproducción del Comunicado

Carta abierta a los fans de Max Biaggi y aficionados de Superbikes

Les ruego encarecidamente que dediquen un par de minutos a leer esta carta, en la que quiero explicar los hechos acaecidos en Monza durante el fin de semana del 8 de mayo.

Primero, destacar que Monza no es como el resto de circuitos y tiene que ser compartido por Superbikes con un evento de la importancia de la Fórmula 1. Simplemente, no es posible que haya escapatorias de grava en las chicanes, porque es una solución que no se adapta a la Fórmula 1.

La única excepción a esto es la ‘Variante Ascari’. Como es fácilmente imaginable, si un piloto comete un error en la entrada a la ‘Variante Ascari’ y termina en la grava, bien por caída o perdiendo mucho tiempo en volver a la pista, no es necesario adoptar ninguna medida especial para dicha chicane.

La situación de la ‘Prima Variante’ y la curva ‘Roggia’ es diferente, pues cuentan con escapatorias asfaltadas. En los últimos tres años en Monza, se han pintado líneas blancas en dichas áreas. La raya es como un embudo que sigue una trazada un metro más ancha, de modo que si un piloto la sigue tiene que frenar a la fuerza y volver a pista por fuera de la trazada lógica que sí han seguido el resto de corredores.

La homologación de la FIM para el circuito no permite la instalación de barreras o paja en las escapatorias.

La ‘Dirección de Carrera’, de la que formo parte junto a Igor Eskinja y Guilio Bardi, decidió por ese motivo reunir a todos los pilotos el jueves por la tarde, en un ‘briefing’ inusual convocado para explicar, tanto a los debutantes como a los veteranos de Monza, la forma correcta de regresar a pista en caso de cometer un error de trazada en dichas zonas.

La reunión duró una hora. Hubo explicación detallada a los pilotos y nos apoyamos en dos fotografías gigantes para ilustrar la charla. Si cometían un fallo, la única forma, sin excepción alguna, de regresar a pista era siguiendo ese embudo, de otra forma serían penalizados con un ‘ride-through’. También explicamos que no debían obtener ventaja en caso de cortar las curvas, bien en el tiempo de vuelta o ganando posiciones, y en este último caso tendrían que levantar el brazo y dejarse adelantar por aquel o aquellos pilotos a los que hubieran rebasado accidentalmente.

Varios corredores hicieron preguntas al respecto y les repetimos una y otra vez que cualquier piloto que no siguiera la trazada pintada en el asfalto para volver a pista, sería penalizado con un ‘ride-through’, el único castigado que recoge la FIM en sus reglas para esta clase de infracciones.

Biaggi no estuvo presente en la reunión, por compromisos privados, pero le representó Francesco Guidotti, director de Aprilia Team.

A lo largo del fin de semana, hemos utilizado el mismo criterio de forma respetuosa para todos los pilotos que han acortado las chicanes, sea cual sea su categoría.

Esos son los hechos.

Probablemente no haya sido capaz de convencer a muchos de ustedes, pero al menos les he explicado con claridad y honestidad cómo se desarrollo todo.

Me gustaría concluir con un comentario personal. En la vida, hay ocasiones en las que la coherencia y la corrección fuerzan a uno a tomar decisiones difíciles y dolorosas. Para mí, Max no es sólo un gran campeón, también una persona sensible e inteligente. Un amigo, por encima de todo, con el que he compartido momentos buenos y malos, dentro y fuera de la pista. Imaginad lo complicado que ha sido para mí, así como para los otros miembros de ‘Dirección de Carrera’, tomar dicha decisión.

Gracias por su atención.

Paolo Ciabatti

[publicidad]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias