Foto: Prensa Joan Lascorz

Terminó la quinta ronda del Campeonato del Mundo de Superbikes. El desangelado circuito de Miller ha visto como Carlos Checa daba un paso de gigante en su camino hacia título. Checa tiene ante si la oportunidad de entrar por la puerta grande en la historia del motociclismo. No lancemos aun las campanas al vuelo, queda mas de medio campeonato por delante, pero está sembrando unas semillas que pueden dar muy buenos frutos.
A su elevadísimo nivel de pilotaje hay que añadir la irregularidad de sus rivales. Biaggi no duró una vuelta en la primera carrera, en la que se llevó por delante a Rea, cuyo equipo no está obteniendo los resultados que esperaban.
Melandri anduvo ayer lejos de los puestos de cabeza, aunque permanece segundo en la general, a 61 puntos de Checa.
Leon Camier tuvo una destacada actuación a lo largo del fin de semana, e incluso acompañó a su jefe de filas en el pódium de la segunda carrera. También brillaron los pilotos del Liberty Effenbert, Guinjtoli y Smrz, que se jugaron las plazas que acompañaban a Checa en el cajón de la primera carrera.
Rubén Xaus no tuvo su día, y abandonó Miller con dos ceros en su casillero, mientras Joan Lascorz tuvo un discreto fin de semana.
Misano será la sede de la próxima carrera, la previa al desembarco del Mundial de Superbikes en Motorland, que puede ser una fiesta si el piloto catalán sigue con esta magnífica racha.

[publicidad]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias