Comunicado y Foto: Blusens-STX

Los dos pilotos del equipo Blusens-STX llegan en unas condiciones muy distintas al Gran Premi de Catalunya, la carrera de casa para la escudería de Cardedeu. Mientras Yonny se presenta con muchas ganas y motivación tras los test realizados en Aragón la semana pasada, Tito Rabat aún no sabe a ciencia cierta si podrá finalmente participar en la carrera. Tras operarse hace casi tres semanas del dedo meñique que se lesionó en Le Mans, intervención en la que le aplicaron un injerto en la zona dañada y que le ha mantenido inactivo desde entonces, tiene permiso del Dr. Mir para probarse el viernes y ver cuáles son sus sensaciones sobre la FTR y decidir entonces si toma parte en el resto del GP. El piloto catalán tiene unas ganas enormes de correr ante su gente y ante su afición y para él sería una decepción muy grande no poder hacerlo, pero la prudencia debe imperar en una decisión que tomará conjuntamente con los responsables del equipo y, con toda probabilidad, con el propio galeno de la Dexeus.

Yonni Hernández:“Este es el Gran Premio más especial y probablemente el más importante para el equipo porque se disputa al lado de nuestra nave central y siempre vienen familiares, amigos y patrocinadores a vernos y apoyarnos, por lo que los pilotos también sentimos que nos encontramos ante una carrera diferente en la que queremos hacerlo lo mejor posible para corresponder con un buen resultado y una gran actuación su presencia en el circuito. Tras los entrenamientos que hicimos la semana pasada en MotorLand soy muy optimista porque aprovechamos muy bien el tiempo y tanto el equipo como yo dimos un paso adelante en el entendimiento de la FTR y llegamos a Montmeló con mucha confianza de volver a entrar en el top quince y puntuar de nuevo después de no hacerlo en Estoril y Le Mans. El año pasado hice duodécimo pero podría haber terminado más adelante si a dos vueltas para el final no hubiera cometido un error que me hizo perder algunas posiciones. Si calificamos bien el sábado podemos incluso aspirar al top ten.”

Tito Rabat:He estado estas dos últimas semanas de reposo absoluto y sin hacer ningún esfuerzo físico porque el dedo está bien pero el injerto es muy reciente y no puedo sudar, puesto que hay riesgo de infección y eso sería fatal porque la lesión podría complicarse mucho. Todavía tienen que hacerme curas y debo ir con mucho cuidado. Me falta un poco de movilidad pero es normal porque sólo hace quince días que me operaron. Ayer vi al Dr. Mir y me dio permiso para correr pero dependerá de mis sensaciones y tendremos que esperar al viernes para ver si realmente puedo tomar parte en este GP. Aprovecharemos los primeros libres para ver cómo estoy y ver si puedo competir, puesto que cada vez que me baje de la FTR deberán hacerme curas. Llevo tres semanas sin subirme a una moto y también estoy un poco flojo por la inactividad física y por los antibióticos que estoy tomando, tengo el estómago un poco alterado, y no sé cómo voy a responder. Además el dedo no está al 100% y una caída podría ser muy grave. Repito, el viernes nos probaremos y decidiremos con el equipo qué es lo mejor. No sería inteligente arriesgar porque ahora vienen muchas carreras seguidas y precipitarse nunca es bueno. Si finalmente no pudiera participar en este GP sería una enorme decepción porque es el de casa tanto para el equipo como para mí y me hace mucha ilusión correrlo pero hay que ser inteligentes y tomar la decisión más adecuada, porque aunque se trate sólo de un dedo se podría complicar mucho.”

[publicidad]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias