Foto: CIP Technomag

El Gran Premio de Gran Bretaña fue agridulce para Kenan Sofuoglu. Por una lado llegaba a Silverstone con la vitola de haber lesionado a Julián Simón, algo de lo que se mostraba muy apenado. Por otro, consiguió sus primeros puntos, pero el octavo puesto supo a poco a tenor de la segunda plaza que ostentaba cuando se produjo su caída. El actual campeón del mundo de supersport espera que estos primeros puntos sean el punto de inflexión tras el mal arranque de la temporada. En palabras del propietario del equipo CIP-Technomag, esos puntos “son una bendición.”

[publicidad]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias