Foto:Althea Racing

Vaya fin de semana escandaloso de Carlos Checa. Ha vuelto a marcarse un doblete y, viendo las carreras, parece que no se ha despeinado. Tan solo durante las primeras vueltas tras la reanudación de la segunda carrera daba la sensación que Biaggi podía hacer algo, pero otro error de novato le hizo perder su primer puesto para dejar vía libre a Checa.

Y es que esa es otra de las claves, el acierto de Checa frente al desacierto de sus rivales, Biaggi aguantó la segunda plaza en ambas carreras, pero Melandri parece diluirse como alternativa al título.

Checa pilota fino, elegante, sin agobiarse, sabedor que está en un momento dulce con una moto que responde, mientras sus rivales comienzan a desesperarse. Ocho victorias en doce carreras son unos números que asustan.

Motorland va a ser una fiesta por todo lo alto, no sé qué ocurrirá si vence alguna de las carreras, pero el espectáculo puede ser mayúsculo.

Ayer pudimos ver a Haga en el pódium, los veteranos resisten, y resisten muy bien. Ayrton Badovini está progresando mucho con la BMW satélite, y ya moja la oreja a los pilotos oficiales, que se siguen desinflando a medida que pasan las vueltas.

Fino y elegante fue el pilotaje de Broc Parkes en la carrera de Supersport, el australiano es líder del mundial y está demostrando que acertó de pleno al “descender” de categoría a finales de la temporada pasada.

La primera carrera que no gana una Yamaha y han perdido el liderato. Con la vuelta de Scassa habrá más aliciente, pero Sam Lowes está muy recuperado y dispuesto a dar guerra, al igual que David Salom.

Poco mas comentar de momento, el próximo fin de semana son las carreras en Motorland y me guardo cosas para la previa…

[publicidad]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias