La lluvia, protagonista todo el fin de semana. En la imagen, caída de Raffele de Rosa Foto: SAG Team

A pesar de la lluvia, tan solo la victoria de Jonas Folger en 125cc se saltó el guión de las últimas carreras en el Gran Premio de Gran Bretaña.

Las victorias de Stoner y Bradl comienzan a convertirse en norma y tenemos dos aspirantes claros a llevarse los distintos campeonatos. Si a eso le sumamos el dominio de Terol en 125cc, puede que con las carreras que llevamos celebradas, podamos hacernos una idea de cómo puede quedar el palmarés del Mundial 2011.

Stoner domina con firmeza el mundial de MotoGp. Ayer vimos algo poco habitual en las últimas temporadas, a Lorenzo ansioso por adelantar a Dovizioso en condiciones poco favorables, lo que le llevó al suelo y a perder el liderato. ¡Qué no salten las alarmas! Dieciocho puntos son poca ventaja para el australiano, y Lorenzo no creo que vuelva a cometer errores como el de ayer, a un campeón del mundo defendiendo el número uno hay que darle mucho margen de confianza.

Extraordinario Colin Edwards, tirando de tablas para subirse al pódium con su maltrecha clavícula, y extrarodinario Álvaro Bautista, que completó su mejor actuación de la temporada en casa del equipo.

Stefan Bradl continúa sumando puntos por partida doble. Los suyos y los que dejan sueltos sus rivales. La ventaja comienza a asustar a estas alturas de temporada, y tiene un punto de madurez y calma que le van a venir muy bien para lo que falta.

Lástima de la caída de Márquez, que había conseguido una magnífica pole que no pudo concretar en carrera. Mattia Passini pudo haber resurgido tras mucho tiempo desaparecido, pero le pudieron las ganas y no completó un tercio de carrera. Kenan Sofuoglu tuvo una oportunidad de oro para puntuar por primera vez, con pódium incluido, pero también cayó, aunque su meritoria remontada le concedió una octava plaza, que sabe a poco, pero esperemos que sea el inicio de la reacción del turco, necesitado de méritos para no pasar a la historia de la temporada únicamente como el piloto que lesionó a Simón.

Otro fin de semana que tenemos que aplaudir a Tito Rabat, quien paso a paso va alcanzando buenos resultados dentro del top-10.

Una pena no haber podido ver a Jordi Torres terminando la carrera. Su adaptación al equipo de Aspar fue de record, y el sábado hizo unos entrenamientos dignos de elogio. Este fin de semana vuelve al CEV junto a Morales donde, seguro, serán la salsa de la carrera.

No sé muy bien si ayer encontramos el punto débil de Terol, o si se pasó de conservador y no quiso complicaciones. A pesar de no querer meterse en líos, no le hace ninguna falta, el octavo puesto sabe a poco, y pudo haberse complicado un poco más. La victoria del joven Folger le acerca un poco en la general, pero nada preocupante por el momento. Si Terol hubiera necesitado puntos, no cabe duda que hubiese apretado más. Viñales no pudo celebrar su pole con un buen resultado, su caída no es el premio merecido pero, a pesar de ello, en cada carrera deja un recado claro, tiene mucho talento, muchas ganas y, por supuesto, mucho fututo.

[publicidad]

Suscríbete a nuestro boletín de noticias