Foto: Suzuki racing

Josh Brookes completó más de 100 vueltas al circuito de Kirkistown el pasado lunes como preparación para la sexta ronda del Campeonato Británico de Superbikes, que se celebra en Snetterton el próximo fin de semana. El objetivo principal del australiano fue poner a prueba diferentes settings del motor y chasis.

Josh Brookes :Cualquier tipo de test merece la pena, pero lo que hicimos esta semana me ha dado una inyección de confianza. Yo ya sabía que iba a tener buenas sensaciones eb Snetterton después de mi doblete del el año pasado, pero mi confianza ha aumentado aún más con las mejoras mi GSX-R1000 “.

[publicidad]

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias