Foto: Team Aspar
Jordi Torres: “A pesar de que estoy todavía un poco mermado físicamente, el domingo gané la prueba del CEV de Moto2. Me dio mucha moral, eso significa que el dedo meñique se está recuperando bien. Todavía me duele y debo asistir a la cura todos los días, pero creo que al Gran Premio de Aragón llegaré mucho mejor. Además el miércoles tengo que viajar a Madrid para que el Dr. Villamor lo vuelva a examinar. Estoy muy motivado y con ganas de llegar a Aragón, por fin un circuito que conozco, y en el que no tendré que emplear todo el viernes dando vueltas para conocerlo. Espero coger mis referencias pronto para rodar rápido. La intención como siempre será ir de menos a más, para intentar meterme el domingo dentro de la zona de puntos”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias