David Asencio Padilla.- Albert Giménez acumula una gran experiencia en el mundo de lacompetición. Relacionado durante muchos años con el departamento de competición de Yamaha España, en la actualidad dirige la empresa de gestión deportiva ALGIRO. En Arianetech se encarga de la división de competición. A la vista de cómo han acontecido las cosas para Arianetech en un estrecho margen de tiempo, decidimos que era el momento de que nos contara cuál es la situación actual.

Buenas tardes Albert, estamos en la primera jornada de entrenamientos de los equipos del CEV en el Circuito de Jerez. Recuerdo que hace un año nos vimos en el paddock con la Ariane 2 expuesta. Era un proyecto muy ilusionante, pero sin ninguna base sólida en la que apoyarse. ¿Cuál ha sido el transcurso hasta ahora?

Diseñamos y fabricamos una moto al máximo nivel de calidad y conocimientos. Hacía falta ponerla en pista. Hicimos unos test con pilotos para comprobar que la moto funcionase adecuadamente, y nuestro objetivo era ponerla en competición. Era una moto desconocida en una categoría que cumplía su segundo año, y era difícil que un equipo, después de la experiencia del año anterior con prototipos que les habían supuesto un trabajo extra aparte del setting habitual de las carreras, se arriesgara a apostar por una moto nueva.

dapmotard
Conseguimos acordar con un piloto salir a correr la primera carrera del CEV en unas condiciones muy estándar. Era un equipo muy sencillo, no teníamos expectativas de conseguir resultados, pero queríamos ponerla en pista. Era un motor absolutamente de serie, tanto que llevaba el motor de arranque. Se le puso un embrague antirrebote en el último momento para que saliera a carrera. El piloto estuvo rodando entre el 17 y el 20. Las prestaciones del motor no le permitían acceder a los puestos delanteros, pero en las frenadas el piloto se acercaba tanto que podía adelantar, aunque en las rectas lo pasaban. A falta de dos vueltas fue derribado por un piloto que cayó.

La conclusión fue muy buena, el apartado chasis estaba al nivel de las mejores y tenía muchísimas posibilidades.

El acuerdo con el equipo venció. Teníamos una moto, pero no teníamos equipo ni vivíamos de ello.  Arianetech vive de los proyectos de ingeniería y la moto estaría expuesta hasta que alguien se interesase.

Conseguimos posteriormente un acuerdo con Motorrad tras probarla en Valencia. Carlos Morante nos dijo que con esta moto podríamos luchar por el Campeonato de España, y solo habían rodado diez vueltas con Adrián Bonastre.

El equipo tenía 3 unidades de una marca, cambiar de moto era inviable, pero a Manuel Alonso le encantaba la Ariane2. Al final se lanzó y se comprometió a desarrollarla y, si todo iba bien, podría competir las dos últimas pruebas del CEV.

Xavier Forés estuvo en los test de Albacete y probó la moto y quiso correr con ella. Nos pusimos a trabajar y hasta ahora los acontecimientos se han precipitado. Forés terminó octavo, pero si no hubiera habido problemas pudo haber subido al pódium, según nos dijo.

En el resto de pruebas estuvimos entre los diez primeros con Dani Rivas. El equipo se da cuenta que ArianeTech es un fabricante, no un taller, con una calidad.

Eso unido al buen trato recibido por el equipo, ha hecho que se hayan cambiado todas las unidades por Ariane2.

¿Cuantas unidades Ariane tiene el equipo Motorrad?

Son tres unidades de Ariane2 en Moto2 y una Ariane3 en la categoría de Moto3.

Estáis en el equipo Motorrad, con Carlos Morante como responsable técnico, ¿Eso un gran logro, verdad?

Absolutamente. A veces cuando viajamos lo comentamos y si miramos atrás, hace un año estábamos con un piloto que se había subido por primera vez a la moto dos semanas antes. Ahora estamos en un equipo campeón de España, con pilotos campeones de España en una estructura de treinta personas y somos la marca oficial. La evolución ha sido increíble. La guinda de pastel son los pilotos del equipo. Román Ramos es un piloto excelente, que nos va a dar grandes alegrías.

El proyecto del chasis está hecho para varios motores, ¿A qué se debe?

Cuando empezamos a trabajar en el proyecto en 2009, estaba el acuerdo con Honda, pero había una previsión de abrirlo a distintos fabricantes en el futuro.

Una vez diseñado el bastidor, requiere más trabajo adaptarlo a distintos motores, pero una vez se está trabajando cuesta relativamente poco adaptarlo. Si en el 2013, como parecía, se abrían los motores, el trabajo ya estaba hecho. Lo mismo hemos hecho en Moto3, aunque en principio funcionamos con Honda, que nos ha parecido el más fiable.

Respecto a otras motos, la Ariane parece más manejable, que absorbe mejor las improvisaciones del piloto. ¿Qué ha primado más, el buscar la estabilidad, la manejabilidad?

dapmotard
Para fabricar esta moto hemos partido de unas referencias existentes. Inventar está muy bien, pero la experiencia nos dice que los inventos tienen que hacerse en casa con gaseosa… Porque después no son efectivos, son muy caros y no funcionan. Hemos hecho un trabajo previo muy intenso que ha requerido un montón de horas, 4.000 o 5.000, para poder diseñar la moto. Esto implica conocer a la competencia. Usando las geometrías de todas las motos de Supersport, de otras Moto2 y las motos de 250cc. Nuestra moto no puede ser tan flexible como una Supersport, tan rígida como una 250cc, y las cotas tienen que buscar la rigidez y la flexibilidad al mismo tiempo para que la moto sea cómoda de llevar, sea rápida pero a la vez transmita.

Si el piloto se sube a una tabla la reacción es improvisada y al piloto le cuesta sacarle rendimiento, a pesar del ejemplo de Stoner con Ducati.

En función de toda la información hicimos la moto de una manera, pero puede ser regulada en todo. Altura, distancia entre ejes, horquillas, etc. En el caso de un piloto que corra en un circuito largo, de muchas curvas, etc. puede regular cosas.

Nos ha sorprendido que una vez acabada la temporada, no hemos tenido que tocar el chasis.

ArianeTech es una empresa de ingeniería, ¿se han aplicado sistemas de trabajo distintos en el proceso de diseño y fabricación?

Los mismos que se usan para diseñar el chasis de una scooter, que es más difícil que diseñar un chasis de gran premio, porque tienen que tener un margen de error mínimo.

Dentro de los planes de ArianeTech, ¿cuáles son los objetivos a corto y medio plazo?

Hay dos partes, la deportiva y la económica. Nos gustaría tener quince motos en parrilla. Sabemos que es difícil y el sector de la moto está complicado. Hacen falta patrocinadores y los equipos apuran lo que tienen.

Evidentemente necesitaríamos equipos oficiales y no oficiales, pero la cosa es complicada.

A nivel deportivo queremos competir en el CEV al máximo nivel, y no cabe duda que así será. Podemos confirmar que los tiempos de Román son excelentes, pero en un futuro inmediato nos gustaría estar en el mundial, aunque podemos hacer wild card este año.

Román Ramos es la punta de lanza de Motorrad en Moto2. Quien siga al piloto en twitter y facebook podrá leer que sus comentarios acerca de la moto son excelentes, ¿Qué os comenta a vosotros?

dapmotard
Sobre los comentarios diré que está emocionado tras su mala temporada pasada. Parece serio, pero al hablar se nota que transmite lo que siente, que no se inventa las cosas, está convencido de lo que dice. Hace poco me dijo, “el año pasado hice 1:45:8; voy a bajarlo”. Ha rodado en 45:7, y justo antes de salir a rodar me dijo que quería rodar en 44, si lo consigue estamos hablando del mejor tiempo de los pilotos de moto2.

Dentro de poco está la carrera, no se inventa las cosas y estamos encantados con su trabajo. Sobre twitter…todos los pilotos que se han subido a la Ariane han dicho lo mismo, me permite cometer errores, no tiene chatter, no se levanta… y la han probado Jaume Ferrer, Molero, Jara, Lavilla, Forés, Fuertes, Rivas… y eso nos lleva a pensar que tienen razón.

La versión 2011 iba muy bien y las 2012 van a ir muy bien.

¿Algo más que añadir?

Con los pies en el suelo el equipo está muy ilusionado, nosotros también. Esperemos a los acontecimientos, pero creo que hay muchas opciones de que Román luche por el pódium desde el primer momento. Esto es muy bueno para el mercado español y para la industria. Cada moto que movamos generará puestos de trabajo, economía, tecnología, etc. Si demostramos que trabajamos todos bien, demostramos que pueden confiar por una marca española, que en un futuro podría luchar por el mundial.

No podemos aventurar nada, acertar los números de la lotería no es nuestro fuerte, pero interpretar lo que dice la bola de cristal… tampoco. Pero sí sabemos que hay mucho trabajo detrás, buen trabajo y darán mucha guerra en el nacional.

 

Suerte.

Todas las imágenes son propiedad de dapmotard.com, si estáis interesados en las imágenes en Alta Resolución,ponte en contacto con nosotros

Todas las imágenes son propiedad de dapmotard.com, si estáis interesados en las imágenes en Alta Resolución,ponte en contacto con nosotros

Suscríbete a nuestro boletín de noticias