Declaraciones de Marc Márquez tras proclamarse Campeón del Mundo de Moto2 2012 en el Gran Premio de Australia

Repsol Media
Emoción desatada en el Gran Premio de Australia, donde Marc Márquez se ha proclamado hoy Bicampeón del Mundo de Motociclismo. El piloto Repsol, tercero en la carrera en el trazado australiano, ha conquistado desde el podio su segundo título mundial, el de la categoría de Moto2, que se suma al logrado en 2010 en la cilindrada de 125cc. Con 8 victorias y otros 5 podios en 16 carreras, Márquez ha materializado el cetro que se le escurrió entre los dedos hace un año y se convierte en el tercer Campeón del Mundo más joven de la categoría intermedia.

Partiendo desde la primera fila, Márquez ha realizado una salida fulgurante para colocarse al frente en la primera curva. Sorprendido por Nakagami, ha sido relegado durante unas curvas a la segunda posición, pero antes de pasar por meta volvía a ser primero. Un giro más tarde Pol Espargaró le ha superado al tiempo que el piloto Repsol tenía un susto, aprovechando así el de Granollers para distanciarse.

Superado por Redding en la sexta vuelta, Márquez ha permanecido tercero prácticamente toda la carrera. Sin embargo, a tres vueltas del final, un motivado Anthony West ha llegado desde atrás y ha superado ambos. Sin dar su brazo a torcer, Márquez ha permanecido a su rebufo durante dos vueltas, y en la última curva ha superado a Redding para celebrar desde lo alto del podio su segundo título mundial.

Con el Campeonato del Mundo bajo el brazo, Márquez llegará dentro de quince días a Valencia para celebrar en la última carrera de la temporada y ante su público, el fruto del duro trabajo realizado en sus dos temporadas en Moto2.

Marc Márquez:”Es una sensación increíble, un sueño. Cuando cruzas la línea de meta es un gran momento, pero pasa todo muy rápido. Lo mejor llega con la celebración con el equipo. Es muy satisfactorio conseguir el título. En estos momentos me acuerdo de los momentos difíciles, de las lesiones, del apoyo de mi familia y del equipo. No puedo evitar emocionarme. Ha sido un triunfo muy complicado porque Pol [Espargaró] no me lo ha puesto nada fácil y merece mi felicitación por la gran temporada que está haciendo.

Después de un año de la grave lesión que sufrí, que me pudo haber apartado de los circuitos para siempre, lo más importante es seguir corriendo. Con el equipo esta temporada hemos hecho un grupo magnífico. Nunca me había sentido tan a gusto en un equipo. Tenemos confianza total y somos una piña”.

Fuente: Repsol Media Service

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias