Luis Salom, Subcampeón del Mundo de Moto3 la temporada pasada, encara 2013 con la confianza de competir en un equipo como el Red Bull KTM Ajo

Superadas tres semanas consecutivas de entrenamientos en Almería, Valencia y Jerez, Luis Salom hace balance del trabajo realizado hasta la fecha sobre la nueva KTM de 2013. El piloto español se muestra satisfecho del camino recorrido junto a su nuevo equipo, el Red Bull KTM Ajo, y afronta con ambición el nuevo Campeonato del Mundo de Moto3, que arrancará en poco más de un mes.

Después de dos meses sin subir a la moto, supongo que has disfrutado de estas tres semanas seguidas entrenando.

Luis Salom
Red Bull KTM Ajo
“Sí, tenía muchas ganas. Sobre todo después de los entrenamientos de noviembre en Albacete, donde me quedé con unas sensaciones muy buenas, tanto del equipo como de la moto. Tenía muchas ganas de probar la nueva KTM 2013 y no me ha costado recuperar el ritmo. Salí muy contento de los primeros test de final de la temporada pasada, y este año ya hemos empezado a trabajar con la moto nueva, para volver a encontrar los mejores reglajes. El equipo me ha enseñado cómo se tiene que trabajar y cómo se deben hacer las cosas. Con ellos estoy aprendiendo mucho, pero aún me falta. Estoy muy contento”.

¿Has encontrado muchos cambios entre la moto que probaste a finales del año pasado y la que has estrenado ahora?
“Es distinta. Siempre hemos ido por el buen camino, porque la moto en todo momento ha funcionado bien y hemos sido muy rápidos. Ahora tengo que seguir trabajando y encontrar con el equipo la mejor línea a seguir. Su forma de trabajar y lo que me están enseñando es muy importante para mí, pensando en la temporada 2013”.

¿Qué hiciste durante las vacaciones invernales?
“Más que vacaciones, han sido semanas de parar un poco y sobre todo hacer algo de entrenamiento físico, para intentar recuperarme de lesiones de años anteriores, como el hombro o la muñeca que me lesioné en 2011. Ha habido tiempo para todo”.

¿Cómo han sido las primeras sensaciones con tu nuevo equipo?
“Ha cambiado mucho la forma de trabajar y encarar cada entrenamiento. La moto hay que ponerla a punto y no lo hace sola. La tenemos que configurar entre todos, el equipo y yo. En este proceso hay que estar tranquilo, porque al final, si lo estás, las cosas salen. En las temporadas pasadas, nunca he sido un piloto que durante la pretemporada despuntara rodando solo. Hacía buenos tiempos cuando me enganchaba a alguien, pero solo nunca me había salido y estaba de la mitad para atrás. En las carreras que gané el año pasado, en ningún momento me presenté en la parrilla de salida como serio aspirante a la victoria. Los entrenamientos de esta temporada son más provechosos. Estoy rodando contra mí mismo. En los test de Valencia y en estos de Jerez me han faltado dos décimas para lograr el mejor tiempo. Eso al final no es nada, es pulir algún detalle. Estoy aprendiendo mucho y estoy muy contento de los entrenamientos que he hecho y del trabajo con el equipo”.

¿Qué te dice Aki Ajo, tu nuevo jefe de equipo?
“Aki me ha sorprendido bastante. Es un técnico con mucha experiencia y un gran jefe de equipo. La verdad es que me ayuda a tranquilizarme, porque soy un piloto que me acelero con facilidad, no soy tranquilo ni de sangre fría. Así que me cuesta. Pero Aki me está ayudando en este aspecto y las cosas me están saliendo bien”.

¿Cuáles son los puntos fuertes de esta evolución de la moto Campeona del Mundo?
“Todo son puntos fuertes. Al final la moto va bien de chasis, va bien de motor, va bien en todos los aspectos. La Kalex-KTM del año pasado era distinta, pero también funcionaba bien”.

Hay hasta 8 motos oficiales KTM este año, ¿será ésta una temporada aún más competida que la  pasada?
“Mucho más. Al final el Red Bull KTM Ajo era el único que tenía KTM oficiales, y ahora ya no será así. Habrá más equipos con KTM exactamente iguales que las nuestras. Eso está bien porque aumentará más competitividad y será mejor para el público que venga al circuito o para la gente que lo mire por televisión. Esto es lo que importa y está bien que un grupo de diez pilotos puedan luchar por la victoria. Pero no podemos olvidarnos que también habrá otras motos que estarán allí”.

Equipo finlandés, telemétrico alemán, mecánicos españoles e italianos, compañeros malayo y australiano ¿Cómo es estar rodeado de tantas nacionalidades diferentes?
“La verdad es que es mejor. Esto te permite hablar diferentes idiomas continuamente, si no es castellano, es italiano, si no inglés. Es algo que va bien para adquirir soltura de cara a atender a las televisiones extranjeras cuando quieren entrevistarte”.

Este año, la categoría ya no es nueva. ¿Ves un grupo de favoritos para luchar por el campeonato?
“No se puede decir que haya favoritos, porque aún faltan pilotos por llegar que van a estar delante, ya sea desde la primera carrera o a mitad de temporada. Lo que tenemos que hacer es estar tranquilos y trabajar. Y cuando creamos que ya hemos terminado, continuar trabajando”.

Fuiste Subcampeón el año pasado. ¿Qué hará falta este año para subir el escalón que falta?
“Muchas cosas, porque cada año es distinto. Los pilotos cambian de equipo, de moto, hay nuevos rivales, chicos jóvenes que ya tienen un año de experiencia… Creo que puedo quedar tanto quinto como primero, como segundo o décimo. Dependerá de cómo lo haga, pero si evoluciono junto con el equipo y continuamos trabajando, podremos hacerlo bien. Al final, para ganar un Mundial todo tiene que irte muy bien y también necesitas tener algo de suerte, porque puedes tener una lesión o cualquier problema con la moto. Son muchas cosas que pueden ir mal, así que lo que tengo que hacer es ir carrera a carrera, trabajar mucho e intentar sacar provecho de esta oportunidad, porque es la primera vez que tengo una moto para poder ganar”.

¿Esto te añade presión?
“No siento presión. De momento estoy bastante tranquilo y así me mantendré durante el resto del campeonato. Voy a intentar ir carrera a carrera, trabajar mucho, que es lo más importante, y sobre todo intentar que haya la máxima unión con el equipo”.

¿Por qué el dorsal 39?
“Me tocó por sorteo en una copa de promoción en 2005. Esto fue un sábado y el domingo gané la carrera, la primera que ganaba fuera del Campeonato Balear. Y de ahí viene el dorsal 39. Después de esa, ya he conseguido unas cuantas victorias más; ese número se quedó y se quedará”.

Después de tres semanas de gira con el equipo, ¿qué planes tienes para las próximas semanas?
“Van a ser tres semanas en las que descansaré un poco de estos días de test. También entrenaré para llegar lo mejor posible a los últimos entrenamientos y estar preparado para Catar, porque entre los últimos test y la primera carrera no hay prácticamente margen para entrenar”.

¿Aki ya te ha retado a competir en moto sobre hielo?
“No me ha retado pero lo ha insinuado, sé que ha sido campeón así que mejor que no me rete porque me va a destrozar. La verdad es que me gustaría probarlo porque tiene que ser divertido”.

¿Eres supersticioso? ¿Tienes algún ritual antes de salir a la pista a correr?
“Sí, soy supersticioso y tengo unos cuantos rituales”.

¿Dani Pedrosa, Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Pol Espargaró, Álex Rins, Maverick Viñales, tú… que tenéis los pilotos españoles sobre una moto?
“Son muchos los pilotos españoles que van rápido. No sé lo que tenemos, pero sé que no se va a ver muchas veces en la vida lo que estamos viviendo. Tantos pilotos españoles luchando por ganar mundiales no es normal, porque en las tres categorías siempre hay uno o dos pilotos españoles candidatos al título”.

Un deseo para 2013…
“Que todo vaya bien y que no pase nada raro, ni lesiones ni problemas con la moto, para así recorrer mi camino tranquilo y poder hacer una buena temporada”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias